Saltar al contenido

‘Hemos Venido a Darlo Todo’, o una celebración (de clausura)

agosto 2, 2019

hvadt cartel

Espectáculo en lengua gallega

El trabajo de Voadora –que es probablemente, junto con Chévere, una de las compañías teatrales gallegas con mayor proyección nacional de la actualidad- ya debería ser sobradamente conocido por todo buen aficionado al teatro; y en concreto por aquellos que lean este blog. Lo mismo le dan una vuelta de tuerca gamberra y pop a los clásicos con su sello inconfundible –A Tempestade, Soño dunha Noite de Verán– que se adentran en la senda del teatro documental más juguetón trabajando con público amateur –Don Juan, Garage– o arman sus propias creaciones, a menudo cercanas al posdrama, sin perder nunca de vista ese sello artístico, crítico, gamberro y pop marca de la casa –Calypso-. Todos sus espectáculos cuentan con unas señas de identidad inmediatamente reconocibles; aunque todos son diferentes entre sí en fondo y forma; y todos dan gran presencia a la música y la danza. No en vano, en los últimos tiempos su directora, Marta Pazos, se ha interesado por el mundo de la ópera contemporánea, en la que va buceando poco a poco con éxito –este mismo año ha firmado el estreno de Je suis Narcissiste, de Raquel García-Tomás; y en unos meses hará lo propio con A Amnesia de Clío, de Fernando Buide-.

hvadt2

Para clausurar la 35ª Mostra Internacional de Teatro de Ribadavia –en horario de madrugada y en la Igrexa da Madalena, como fin de una jornada que había empezado intensamente nada menos que con una representación de Jauría– se presentó Hemos Venido a Darlo Todo, posiblemente el espectáculo más híbrido e inclasificable de Voadora hasta la fecha. Nacido como un laboratorio de creación entre artistas multidisciplinares –al amparo del Festival Surge Madrid- ha avanzado hasta convertirse en lo que es hoy: una experiencia de corte experimental, a medio camino entre rave musical techno y salvaje y experiencia plástica y estética que puede ser un espectáculo difícil de clasificar –decir que es estrictamente teatro no sería justo, y también va más allá de la mera performance- que permite a Voadora indagar con plena libertad en su imaginario –musical y visual- y que encuentra en un horario de madrugada –e incluso en un espacio digamos extraño como la Igrexa da Magdalena- su mejor lugar de exposición. Es complejo encajar Hemos Venido a Darlo Todo en unas coordenadas concretas; pero desde luego que las de un fin de fiesta de un certamen que se ha preocupado por indagar nuevos lenguajes parece especialmente pertinente; máxime cuando, aunque se puede vivir como una experiencia más activa o más pasiva, Hemos Venido a Darlo Todo solo estalla en todo su esplendor si cuenta con la complicidad del público. Sí, para disfrutar de la experiencia al completo hay que bailar.

hvadt1

Una discoteca interespacial en una iglesia ¿Una contradicción? No para la MIT Ribadavia.

Desde un principio se otorga al público total libertad para tomar imágenes y vídeos, y para levantarse a bailar cuando así lo deseen. Al comenzar el espectáculo se nos recuerda el experimento que realizase la NASA en 1977, al enviar al espacio toda una serie de vinilos de oro que definían lo que podríamos llamar la música de la humanidad –allí cabía un poco de todo: desde Bach hasta Elvis; pero parece ser que los Beatles se quedaron fuera por una cuestión de derechos-. Algo así como una selección de aquella música que habría que salvar si el Planeta Tierra desapareciese y existiese la posibilidad de vida en otro lugar Junto a la música, se enviaron también algunos elementos representativos de lo que sería la vida en la Tierra en aquel momento. El juego que propone Voadora –en un espacio escénico efectivamente dorado, de corte interespacial- es mezclar todos esos elementos musicales y visuales para armar una festiva reflexión sobre la condición humana. En Hemos Venido a Darlo Todo hay música sobradamente conocida junto a música de nueva creación –mezcladas en directo-, imágenes que completan el conjunto y lugar para la reflexión filosófica; en una miscelánea que pretende ser, ante todo, una fiesta. Una celebración del baile, de la vida, de la extrañeza de la condición humana y de la necesidad del otro –o de muchos otros- para completarnos.

hvadt3

Volvemos un momento sobre ese espinoso asunto de los límites del teatro sobre el que ya hemos hablado con anterioridad para preguntarnos ¿qué es Hemos Venido a Darlo Todo? Complicado ponerle una única etiqueta. Desde luego una propuesta en la que lo musical impera sobre lo textual –porque hay texto, sí; pero a menudo debe luchar por imponerse al volumen de una música que acaba llevando al espectador a observar las imágenes como primer complemento-, y una función más experiencial que experimental. Porque lo que proponen Marta Pazos, Hugo Torres, Jose Díaz y Fernando Epelde es un juego irónico en el que, hasta cierto punto, cada espectador deberá irse dejando llevar por los estímulos –musicales y visuales- que nos acaben llevando desde la comodidad de nuestra butaca hasta una especie de rave festiva en comunión general, que es el fin último del espectáculo. Se acerca más al concierto teatralizado –con marcados ecos performativos- que al espectáculo teatral en sí mismo; y, desde luego, está más cercano al teatro experiencial que a al teatro experimental; porque necesita de un público receptivo para llegar a completarse como lo que es.

hvadt4

Tras la contextualización inicial, y mientras la música sigue su curso, por el escenario – de corte espacial- van desfilando personajes e imágenes irónicas que, muy en consonancia con el sobradamente conocido aspecto estético de la compañía- han de completar esos estímulos: desde una astronauta que descubre una nevera y lucha con ella para acabar sucumbiendo a los encantos de algo tan humano como la Coca-Cola, hasta la Fe y la Razón –representadas aquí como dos figuras peludas claramente no humanas- dándose un paseo sin que se sepa con claridad quién sigue los pasos de quién, o una pareja prototípica de humanos –un maniquí de hombre y uno de mujer- vistos a través de los Rayos X, e incluso una pareja de seres inclasificables que se entregan a los placeres del sexo; pasean por el escenario mientras la música avanza y los ánimos del público se van caldeando. Ya hacia el final, Marta Pazos se queja de que está cansada de tener que bailar siempre sola frente al espejo, e invita al público a bailar con ella; en lo que podríamos entender como un estallido de libertad en forma de pequeña rave a la que todos acabamos entregándonos. El espectáculo acaba con ese público entregado, ahora en fase de recuperación, y la propia Pazos reflexionando –en forma de canción, una de esas expresamente creadas para el espectáculo- sobre la capacidad de la especie humana para aminorar sus propios problemas con problemas nuevos en los que meterse una y otra vez, en bucle interminable. Así, puede que la condición humana y la vida sean un problema en sí mismo; del mismo modo que Hemos Venido a Darlo Todo puede verse como uno de esos momentos en los que dejar los problemas fuera y dejarse arrastrar por esa sensación de libertad comunitaria que nos produce la posibilidad de baile.

hvadt5

En Hemos Venido a Darlo Todo están, sin duda, todos los presupuestos estéticos que definen el trabajo de Voadora –por lo tanto es visualmente atractivo y tiene el cuidado que siempre caracteriza a esta compañía para ofrecer propuestas tan ligadas al imaginario pop como impecables en su acabado: vestuario, luces, sentido de la estética; todo en su sitio- expuestos en un ambiente quizás no estrictamente teatral; por lo que puede ser un espectáculo interesante para aquel público no específicamente de teatro que quiera acercarse al universo de la compañía – y, tal vez, imaginar cómo es ese universo aplicado al teatro de texto-. Sabe a lo que juega e invita a jugar a un público que, al menos esta noche –en ese ambiente festivo de cierre de Festival- se entregó con gusto a la fiesta; más oportuna si cabe al estar programada inmediatamente después de una bomba emocional como es JauríaHemos Venido a Darlo Todo es, sin duda, un buen lugar para descargar toda esa tensión.

hvadt6

Participar de Hemos Venido a Darlo Todo es, desde luego, divertido; pero considero importante tener claro qué se está yendo a ver, e intuyo que funcionará mejor en espacios y enclaves singulares –insisto, pocas veces el formato va a ser tan oportuno como lo fue para esta clausura- que en teatros al uso, que no parecen ser el terreno natural de esta propuesta. Porque Hemos Venido a Darlo Todo es fiesta, es baile y es celebración. ¿Teatro? ¿Performance? ¿Experiencial o experimental? Sería erróneo ponerle una etiqueta. Puede que si creen que van a una función de teatro al uso se sientan decepcionados; pero si lo asumen como una gran fiesta colectiva de celebración de la especie humana pasarán un rato estupendo. Nuevamente, por lo particular del formato, resultaría superfluo reducirlo a una calificación final. La 35ª edición de la MIT se cerró este año en forma de gran celebración.

hvadt8.jpg

Diez días y más de una veintena de propuestas después, la XXXV MIT Ribdavia se cerró este año bailando.

H. A.

 

“Hemos Venido a Darlo Todo”, de Marta Pazos, Hugo Torres, Jose Díaz y Fernando Epelde (creación colectiva). Con: Marta Pazos, Hugo Torres, Jose Díaz y Fernando Epelde. Dirección: Marta Pazos. VOADORA.

Espectáculo creado en: Laboratorio de creación escénica multidisciplinar V Muestra de Creación escénica Surge Madrid / Réplika Teatro / Comunidad de Madrid / Convocatoria de residencias artística y estadías técnicas para proxectos de artes escénicas / Centro Sociocultural Santa Marta / Sala Agustín Magán. / Concello de Santiago /
​Auditorio Municipal de Rianxo / Sala Arcos Moldes / Concello de Rianxo.

XXXV Mostra Internacional de Teatro de Ribadavia (Igrexia da Magdalena, madrugada del 27 al 28 de julio de 2019)

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: