Saltar al contenido

‘Intensamente Azules’, o depende del color con que se mire

enero 23, 2019

intensamentecartel

Apenas unos días después de terminar en el Centro Dramático Nacional la temporada de El Mago –saludada con enorme éxito de público, tal vez no tanto de crítica- Juan Mayorga presentó en La Abadía Intensamente Azules, un monólogo que escribe y dirige, interpretado por César Sarachu – que ya colaborase con el autor en la celebrada Reikiavik– y que revisa, en clave de farsa absurda, una metáfora sobre el existencialismo humano, el derecho a la rareza, la forma en que se nos mira y la forma en que miramos. Un trabajo que, quedando lejos de las obras más redondas de Mayorga, sí resulta estimable tanto por lo entretenido del espectáculo como por las capas que va mostrando una historia en apariencia inofensiva.

Intensamente Azules es la historia de un tipo común y corriente que, un buen día, encuentra rotas sus gafas de ver. Desesperado ante tan tremenda pérdida, decide sustituirlas por unas gafas graduadas de natación que le habían regalado sus hijos tiempo atrás. Unas gafas con las que sale a la calle –donde enseguida es flanqueado por la policía que le considera un elemento subversivo- y con las que, efectivamente, comienza a ver el mundo de otro modo. Y no sólo el mundo: consigue comprender en toda su extensión literatura que antes le resultaba poco menos que inabarcable desde El Quijote cervantino hasta El Mundo Como Voluntad y Representación, de Schopenhauer, con el que llega a obsesionarse- y se convierte por su estrafalaria circunstancia en un asiduo en reuniones en el mismísimo Palacio de la Zarzuela, donde es recibido por las altas esferas y crea tendencia nacional ante la atónita mirada de su esposa y sus hijos –que no dudan en avergonzarse al que su padre no se separa de esas gafas bajo ningún concepto…-. La cosa se complicará aún más cuando nuestro protagonista descubra que existe un bar en el que se reúnen progresivamente más y más personas que, como él, llevan gafas de nadar de distintos colores: ¿quiénes son? ¿qué está ocurriendo? El caso es que el protagonista, efectivamente, no es nadie sin sus carismáticas gafas azules de natación… que, sin embargo, solo se quita para nadar, puesto que no le permiten ver con claridad el fondo de la piscina: curiosa contradicción que, al mismo tiempo, define muy bien el espíritu del relato.

intensamente1

Como digo, con Intensamente Azules Mayorga parece querer plantear un gran cuento surrealista que parte de una anécdota aparentemente banal para explorar – siempre desde la ironía y el sentido del humor- asuntos como la aparente subversión, el derecho a defender una identidad propia e incluso los nuevos fenómenos de masas y corrientes de pensamiento moderno –en este sentido, la elección de Schopenhauer como lectura central que marca el devenir de la historia no parece casual-, que pueden evolucionar con los tiempos y la sociedad desde algo estrafalario –y, por lo tanto señalado- hasta ser un verdadero fenómeno de masas, una moda capaz de arrasarlo todo y propagarse sin que nada ni nadie pueda evitarlo. En este sentido, la metáfora que nos presenta Mayorga sobre lo inesperado y hasta la corrupción de las costumbres hasta convertir cualquier cosa en una suerte de hit. En la obra, desde luego, es esa nueva hornada que surge la encargada de cuestionar los valores y la mediocridad de la sociedad misma.

Hay que reconocer que, si bien la función adolece de cierta falta de ritmo pese a no ser especialmente larga –no estaría de más recortar algún pasaje que tiende a repetirse, al menos de cara a la representación- sí tiene el suficiente ingenio como para mantener nuestro interés tanto desde lo disparatado de la idea como desde su desarrollo. No es ni pretende ser una función de carcajada; pero, sin embargo, sí es ocurrente y divertida, al mismo tiempo que nos permite ver con claridad todo un poso detrás del aspecto cómico: no son pocos valores para una función sencilla pero llena de interés, que bien puede leerse como un cuento para adultos –y, en este sentido, no hay que perder de vista de hecho la espléndida edición del texto, ilustrada por Daniel Moreno Galán-.

intensamente2

Como director de su texto, Mayorga se aleja de los fueros hiperrealistas que dominaron la puesta en escena de El Mago y retoma su senda minimalista. Las luces de Cornejo –en azul- son un pilar del montaje; y son los objetos los que sustituyen al resto de personajes que pueblan esta historia más allá del central, en una suerte de cosificación de los personajes. La partitura musical que transita la pieza parece querer recalcar ese componente de cuento que domina el todo, con bastante acierto. Para abordar esta pieza, esencialmente narrativa, el autor recurre en no pocas ocasiones a la técnica del clown – pero sin buscar nunca ni la carcajada fácil ni el ridículo-, a veces para mostrar de forma no realista las acciones que el protagonista ha de ejecutarse. En este sentido, encuentra en César Sarachu a un actor cómplice, capaz de asumir este particular código con el adecuado virtuosismo y sin cargar las tintas de una comicidad que podría haber sido obvia y fácil; pero se queda sin embargo en un fino trabajo de gesticulación minuciosa y un enfoque que hace que veamos a nuestro hombre como un tipo que si mueve a la risa es más por ese cierto componente estrafalario que por un patetismo que ni tiene ni se espera: no olvidemos que es, a fin de cuentas, el héroe. Teniendo en cuenta que el texto es mucho más complejo de lo que pueda parecer a primera vista; y que la idea del montaje es compleja en su sencillez, merece la pena recalcar el esfuerzo actoral de Sarachu para convertir esta propuesta en el divertimento inteligente que es.

intensamente3.jpg

A fin de cuentas, se puede decir que Intensamente Azules es un teatro que, detrás de su apariencia de comedia o cuento para adultos, conserva sin embargo gran parte del trasunto filosófico típico del teatro de Mayorga, permitiendo extraer una lectura más densa – aunque sin acercarse a la profundidad de sus mejores obras, claro que tal vez tampoco lo pretenda-. Susceptible, eso sí, de girar algo menos sobre sí misma en algunos pasajes y, ante todo, muy bien interpretada por Sarachu.

H. A.

Nota: 3.5 / 5

 

“Intensamente Azules”, de Juan Mayorga. Con: César Sarachu. Dirección: Juan Mayorga. LA LOCA DE LA CASA / ENTRECAJAS PRODUCCIONES TEATRALES.

Teatro de La Abadía, 13 de Enero de 2019

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: