Skip to content

‘Sala de Juegos’, o algunos apuntes sobre la pareja

abril 26, 2017

salacartel

Las parejas cruzadas, las crisis de pareja o los engaños sentimentales entre amigos de toda la vida son, desde el principio de los tiempos, un verdadero filón para el teatro. Este esquema -en distintas vertientes- se ha explorado una y mil veces y ha dado como resultado un buen puñado de obras de las más diversas índoles. Sólo revisando la cartelera madrileña más reciente, ahí tenemos Deseo, de Miguel del Arco; La Verdad y La Mentira, de Florian Zeller; Demonios, de Lars Norén o Mármol de Marina Carr. Sala de Juegos es un texto Javier Moreno, de apenas una hora de duración, que vuelve a explorar este tipo de relaciones; pero que no consigue sin embargo sacar todo el jugo que podría haber dado una situación que termina de forma abrupta. Moreno plantea un conflicto y hace que el conflicto estalle; pero deja de lado revisar las posibles consecuencias de ese conflicto, en una función breve de la que uno sale con la sensación de que le falta un supuesto tercer acto, un desenlace.

Dos parejas de clase media -son un escritor, una profesora, un pintor y la dueña de una galería de arte- se citan en la casa de una de ellas para beber y realizar un intercambio de parejas consentido y premeditado. Son amigos desde hace años: hay confianza -y, a veces, donde hay confianza, ya saben, da asco…-. Beben, intentan desinhibirse, charlan animadamente y se preparan para afrontar el momento. Todos están convencidos de que el intercambio debe ocurrir, y a todos les parece bien; aunque tal vez les cueste un poco dar el paso. Por el camino, en esa noche sin retorno aparente, irán aflorando las tensiones entre las dos parejas: tensiones que demostrarán que tal vez su amistad no era tan sólida como uno podría pensar en un principio. Y, entonces, llega el momento cumbre. Y después, de pronto, la nada.

vertic_880_0

Javier Moreno toma para su texto una premisa manida; pero que ha dado mucho juego tratada de muchas maneras diferentes. Aquí, lo cierto es que hay unos diálogos entretenidos -los personajes, sobre todo los dos masculinos, no escapan de ciertos estereotipos; pero seguramente la función tampoco lo pretenda- y la función se deja ver con agrado, con carcajadas aquí y allá y alguna réplica ingeniosa. Podríamos decir que Moreno trata de utilizar un esquema pinteriano -en el que los personajes valen más por lo que callan que por lo que cuentan- batido a medio camino con la típica y tópica comedia de situación. Puede que no tenga el ingenio de Pinter -¿quién podría?- y puede que algún exceso de confianza al perfilar a los personajes, particularmente los masculinos le haga caer en excesos fuera de lugar que rozan el mal gusto -el tema de la droga está un poco banalizado-; pero esto indica sin duda que el autor ha tirado por el camino de la comedia de situación antes que por un drama encubierto de personajes: es su opción, es una opción y contra eso no hay nada que objetar -el drama de personajes hubiese sido más interesante; pero eso ya va en gustos.

Hay exposición del conflicto, hay nudo argumental… pero, como digo, el desenlace -tan abrupto que en mi función tardó en arrancar el aplauso de un público que sin duda esperaba más, justo cuando la trama comenzaba a ponerse en punta- nos deja con la sensación de que algo le falta a esta obra, como si se tratase de un boceto de algo mayor, de unos apuntes sobre algo que aún puede y debe crecer. No me refiero, evidentemente, a finales abiertos -licitos y muy vistos en el teatro-, sino a que sencillamente, una vez que se ha creado una temperatura, lo suyo hubiese sido forzar un último encuentro entre las parejas que hiciese estallar la situación. No sucede, y eso que la función dura una hora escasita: tal vez sea que contar lo que hubiese venido después -la degradación de las parejas ante un hecho imprevisto que no saben cómo encajar- alejaría con decisión a esta función del teatro y del público de corte convencional en el que Moreno parece querer situarse -sesión golfa de sábado por la noche-; pero es una pena: porque creo que lo verdaderamente interesante de esta historia arrancaba justo donde el autor la detiene. Dado que además la duración es de una hora clavada, no hubiera pasado nada por darle media hora extra para evaluar en profundidad las consecuencias de los actos -incluso sin buscar finales cerrados que esta historia no pide-. Pero, a fin de cuentas, la cosa termina justo cuando uno ya ha entrado en lo que se nos quiere contar: intuyo que de haber ido más allá, tal vez esta función se hubiese vuelto más árida que la comedia de parejas que pretende ser; pero sin duda el resultado hubiese sido mucho más interesante.

Nada que objetar ni a la dirección de Pablo Esguevillas -que hace con esta función de texto lo que debe, y dirige con agilidad un texto que creo que a veces pediría trabajar algo más los silencios, los caminos velados, subrayar lo que no se dice….- ni a la interpretación de los cuatro actores -sí se puede decir que los dos personajes femeninos son más agradecidos que los masculinos; y que, sin que ninguno de los cuatro actores esté fuera de sitio, es Rocío Megías quien se roba el espectáculo, con buenos trabajos de Roberto Dragó, Geraldine Leloutre y Enrique Asenjo-. Entre todos defienden lo escrito en una propuesta más que digna; pero salvar el agujero negro en el que cae el texto -sin mucha necesidad- no es fácil: el silencio sepulcral del desconcertado público al final -he intentado recordar alguna situación semejante sin éxito- es una señal inequívoca de que aquí hay material, hay una idea, hay un boceto… pero este texto es todavía susceptible de una revisión que le dé un desenlace -el que sea, abierto o cerrado-: lo que se presenta a día de hoy, es como ver dos actos de una función pensada para tener tres. Y aún se le puede escribir un tercero.

H. A.

Nota: 2/5

Sala de Juegos”, de Javier Moreno. Con: Roberto Dragó, Enrique Asenjo, Rocío Mejías y Geraldine Leloutre. Dirección: Pablo Esguevillas.

Nave73, 15 de Abril de 2017

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: