Skip to content

‘La Tentación de Vivir’, o cosas que me gustaría decirte

diciembre 19, 2016

tentacioncartel

Denise Despeyroux seguramente sea una de las más prolíficas autoras del teatro español contemporáneo. En pocos años se ha formado un nombre y una reputación, con un estilo perfectamente reconocible. Sus textos acostumbran a ser comedias que suelen mostrar personajes humanos y cercanos, personajes que podríamos ser cualquiera de nosotros; pero sometidos a situaciones límite -ahí está lo genial de sus comedias: siempre tienen un trasfondo dramático más o menos claro-. Comedias que aúnan situaciones aparentemente delirantes que la autora consigue transformar en normales mediante diálogos frescos y ocurrentes; normalmente salpicadas de elementos como el esoterismo, las constelaciones familiares, lo inevitable del destino o las substancias psicotrópìcas. A pesar de la cantidad de funciones que ha escrito y estrenado -pude leer un buen puñado de sus obras-, sólo he alcanzado a ver Los Dramáticos Orígenes de las Galaxias Espirales; y ahora La Tentación de Vivir, un texto de vidas cruzadas para diez personajes que, en versión de Estudio 3, va camino de convertirse en un clásico de la cartelera de los Teatros Luchana con varios meses de éxito y programación continuada. Y un texto que, en definitiva, tiene muchas de las señas de identidad de su autora.

Un psiquiatra que aconseja a sus pacientes con ayuda de una vidente, dos hermanos que descubren a una tercera hermana realizando un extraño ritual ante la tumba de su padre, una pareja de lesbianas en crisis, un vendedor de planes de criogenización, una alcohólica que intenta inútilmente gestionar un desengaño amoroso y que puede pagar sus problemas con quien menos se lo espera, o una pareja que viaja en un avión a un congreso son algunos de los personajes que pueblan el universo de La Tentación de Vivir, una comedia que en principio es de sketches; pero que se va convirtiendo en un gran puzzle en el que todas estas historias -delirantes y en apariencia inconexas- tienen algo que ver, hasta que confluyen en una escena final que implica a los diez personajes, muchas veces desconocedores de los lazos por los que están unidos hasta que sus descubrimientos van provocando consecuencias imprevisibles e inevitables. Una carambola en la que Denise Despeyroux se revela como una autora con un imaginario fascinante tanto para construir situaciones delirantes y reconvertirlas en problemas del día a día como para encajar todas las piezas de una historia que avanza con pulso firme. Una comedia de hoy, a medio camino entre lo absurdo y lo cotidiano, que seguramente sorprenderá a todos, y reafirmará el interés de los que nos sentimos atraídos por el inconfundible universo de Despeyroux.

tentacion1

Si hay un valor base en La Tentación de Vivir, seguramente sea lo bien dialogada que está. No es fácil que todo este compendio de historias rocambolescas suene como algo a la vez hilarante y cercano; y sin embargo con Despeyroux sucede: a pesar de que las situaciones son a cada cual más surrealista, la frescura y el ingenio de los diálogos hacen que acabemos por encontrar normal cualquier situación que la autora nos presente. Sus diálogos tienen el ritmo de la sitcom; pero impregnada de toda una serie de situaciones que destacan por su alocada originalidad, en lo que acaba siendo la base de la comedia misma. Además, Despeyroux demuestra que tiene su historia surrealista muy bien hilada -todo acaba encajando, todo tiene un por qué… y créanme que al principio no daba un duro porque todo llegase a algún sitio lógico-, dando perfecta circularidad a su historia; y acierta al dibujar el lado más humano de estos personajes tan cotidianos y tan locos al mismo tiempo. Aquí todos tienen su corazoncito; y, en el fondo, todos son unos perdedores de tomo y lomo que luchan por encontrar su lugar en el mundo, y se rebelan contra un universo que no les da lo que quieren, o que no saben comprender. En este sentido, la escena final -una suerte de fuga que arranca con la frase “me gustaría decirte”, y que demuestra que no siempre hay finales felices para los inconformistas- es una suerte de kermés contemporánea que da a los personajes la oportunidad de vomitar aquello que llevan dentro para que puedan mirar de frente al futuro, cada uno con lo suyo…

Esta curiosa mezcla entre seres humanos y cercanos y hechos fuera de lo normal está equilibrada con maestría por Despeyroux; y es una de las bazas de una función de tinte claramente comercial -no hay nada de malo en ello-, que se diferencia de otras comedias comerciales en el hecho de moverse en un universo distinto, personal, casi alocado; y en definitiva muy divertido y lleno de verdadera frescura. En definitiva que, dentro de su género, está muy bien escrita y cumple sobradamente con su labor de sorprender y divertir; moviendo a la carcajada por su alocada originalidad. Un humor, a fin de cuentas, que es como meter en una coctelera los estilos de The Big Bang Theory y Woody Allen -e incluso algún retazo del Almodovar más humorístico- agitados y pasados por el personalísimo filtro de Despeyroux.

Cada uno de los diez personajes tiene una trama de cierto peso en el conjunto -se trata de una obra muy coral- y, dentro de un aceptable nivel medio, hay altibajos notables en el reparto; sobre todo por la manera en que unos y otros colocan los gags y las réplicas. Es inevitable que esto suceda -sobre todo siendo un trabajo de escuela, y porque nunca es fácil encontrar el tono más adecuado para colocar este tipo de gags tan particulares y conseguir que funcionen en todo su esplendor-; pero también se pueden destacar algunas interpretaciones muy acertadas. Las más logradas seguramente sean las de Luis Riera, Laura Angulo y, sobre todo, Soledad Caltana en la descacharrante escena del cementerio -tres personajes que tienen la que probablemente sea la historia más compacta de todas- o lo bien que coloca cada frase Lucía Casado Amo, con una verdad apabullante y difícil de conseguir en este tipo de comedias, especialmente inspirada en la escena del whatsapp y la pareja formada por el terapeuta de Eloy Noguera -que maneja muy bien ciertas dosis de desesperado histrionismo- y la tarotista de Arancha García Omaechea, -que le tiene muy cogido el punto a un personaje que es claro deudor de otros que vendrán después en obras de la misma autora-. El resto del elenco, puede que esté un escalón por debajo, cada uno por sus cosas; pero todos dentro de unos niveles muy aceptables.

tentacion2

La puesta en escena de Agustín Bellusci es sencilla y soluciona la complejidad de levantar esta obra -que transcurre en un sinfín de espacios distintos- mediante juegos de sillas y algún otro elemento escenográfico. Es una opción muy válida; porque el texto es tan poderoso que ayuda a completar sin problema todo lo que no está; pero precisamente porque no se opta por un montaje realista tal vez fuese conveniente no perder tanto tiempo en las transiciones entre cuadros; sobre todo cuando los cambios no son ni tan grandes ni tan necesarios.

tentacion3

Lo que encontrará pues el espectador de La Tentación de Vivir es una comedia original, divertida y muy bien dialogada; que no renuncia a ir un paso más allá de la mera etiqueta del teatro comercial, servida en una versión que incluye interpretaciones quizás algo irregulares, pero siempre bastante honestas. Insisto una vez más -porque me parece una de las grandes claves- en el hecho de haber salido de la función con la sensación de que está muy bien escrita -y eso, en este tipo de comedias, tampoco es tarea fácil-.

H. A.

Nota: 3.5 / 5

La Tentación de Vivir”, de Denise Despeyroux. Con: Violeta Díez, Luis Riera, Mayte Franco, Miguel Bosch, Laura Angulo, Arancha García Ormaechea, Soledad Caltana, Lucía Casado Amo, Lara Díaz de Sonseca y Eloy Noguera. Dirección: Agustín Bellusci. ESTUDIO3

Teatros Luchana, 9 de Diciembre de 2016

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: