Skip to content

‘Los Amores Diversos’, o la literatura como arma de salvación

noviembre 1, 2016

amorescartel

Los únicos amores de verdad son los amores diversos: los que no se pueden decir” (‘Los Amores Diversos’, Fernando J. López).

Después de una temporada en el Off del Lara, Los Amores Diversos -un monólogo de Fernando J. López, producido e interpretado por Rocío Vidal y dirigido por Quino Falero- está haciendo temporada en la íntima Sala Tú de Malasaña; en un marco de intimidad absoluta -la sala es muy pequeña- que por cierto le viene a este texto y a esta propuesta escénica como anillo al dedo.

La noche antes de enterrar a su padre, Ariadna vuelve a la biblioteca de la casa familiar para buscar algo que leer en su funeral. Aún superada por la situación, verse envuelta en este espacio hará que recuerde los miedos y las torturas de una vida marcada por una relación a la vez íntima y conflictiva con el padre -fallecido en un accidente de coche aún pendiente de esclarecer-; de una situación sentimental ahora convulsa; y de una incierta carga de remordimiento que no deja que descanse. En fin, en la soledad de la estancia, rodeada de libros Ariadna y amparada por el calor y esa extraña lucidez que aporta el vino en un momento especialmente tenso, tendrá que poner su vida en orden, enfrentarse a sí misma, a su soledad y a sus miedos; y decidir si es capaz de salvarse… Todo ello con la ayuda de los libros de un padre que ha llenado sus vidas de literatura y filosofía, sus dos grandes pasiones: desde el mismo momento de su nacimiento, Ariadna ha venido marcada por su nombre -Ariadna, la abandonada por Teseo en la isla de Naxos-; de la misma manera que su hermana Beatriz -la enamorada de los Sonetos de Petrarca- por el suyo. Ariadna mide el tiempo en las novelas que su padre le daba para leer; y todos sus recuerdos vienen ligados a alguna novela. Es por ello por lo que ahora, enfrentada a la pérdida, al dolor, al rencor y a los recuerdos… en definitiva, a su vida misma; y encerrada en un laberinto de libros, tal vez encuentre en la literatura una vía para comprender que debe seguir adelante y aprender cómo hacerlo.

amores1

Se podría decir que Fernando J. López ha escrito en este monólogo un tratado de amor a la literatura, porque sus referencias literarias aquí son muchas y variadas -abundan las citas-; pero además de ello Los Amores Diversos esconde una reflexión que es un puro canto al amor mismo en todas sus vertientes: el amor por la literatura, el amor/odio por la figura del padre, el amor como poder que puede herir o sanar… Todo en la vida de Ariadna viene regido por el amor, y hay muchos tipos de amor en Los Amores Diversos. Nuestra protagonista es, a fin de cuentas, una mujer necesitada de dar y recibir amor; una mujer que siente un profundo vacío emocional provocado por toda una serie de experiencias límite que irán aflorando en esta última conversación con su padre… una conversación que por supuesto sólo puede ser ya un monólogo; porque el mundo interior de Ariada solo concierne a ella al fin y al cabo… y porque la pobre Ariadna está, a fin de cuentas, más sola que la una -lo que acrecienta el drama- y deberá aprender a gestionar esa soledad -marcada y culminada ahora por la ausencia inesperada del padre- para seguir viviendo.

Estamos ante un texto de fuerte carga poética y de un componente literario muy amplio -puede que, para durar tan solo una hora, contenga tal vez demasiadas citas literales a todo tipo de obras-; pero que sin embargo sabe irse introduciendo pausadamente y sin histrionismos gratuitos en toda una serie de cuestiones personales que perfilan muy bien al personaje protagonista y que hacen que comprendamos bien las causas de su estado actual, cercano a la neurosis que provoca una olla a presión a punto de estallar. Fernando J. López aborda algunos temas delicados con una naturalidad que rara vez se ve sobre los escenarios -y que, por lo tanto, se agradece- huyendo de trucos baratos que hubiesen podido buscar conmocionar al espectador por el camino más fácil -esto lo hemos visto tantas veces en otras obras…-. Aquí, el autor se limita a llamar a las cosas por su nombre; y por tanto todo fluye. La idea es hermosa, el texto es hermoso y la caracterización de Ariadna acaba desvelando a un personaje ciertamente interesante, con un conflicto emocional tremendo que va mucho más allá del mero homenaje literario que parece esta propuesta a primera vista. He de insistir -porque me parece uno de los pocos peros que se le pueden hacer al texto- en que me parece que se abusa de las citas a obras literarias, cosa que tal vez pueda colocar al personaje en una esfera cultureta que tal vez aleje a parte del público de su problemática real -personalmente no es mi caso, pero con toda seguridad habrá a quien le pueda ocurrir..-. En mi opinión el perfil del personaje acaba imponiéndose a todo el trasfondo literario que lleva incorporado; y es ese dibujo de las sombras de Ariadna lo que hace que nos enganchemos y conectemos con la historia; en un viaje de solo ida hacia la vida de una mujer que ha de atreverse a romper con sus miedos y sus fantasmas de una vez y para siempre.

amores2

No se ha escatimado en medios para levantar un espectáculo sencillo muy elegante. Mónica Boromello acierta de pleno en su concepción escenográfica del espacio, un gran y colorido oasis de libros primero minuciosamente ordenados y luego desparramados, que es una belleza muy bien iluminada -Cía. de la Luz-, capaz de crear con pocos elementos instantes de una plasticidad que queda al mismo tiempo hermosa y natural. Puede que el espacio sonoro de Mariano Marín resulte algo excesivo hacia el comienzo; pero lo cierto es que pronto acaba integrándose muy bien en la narración. Quino Falero, por su parte, se apoya en los buenos mimbres con que cuenta y dirige dejando hacer a la actriz, y enfatizando sobre el sugerentísimo espacio los aspectos más poéticos del texto -aquellos que se sitúan en el recuerdo y en la memoria- con pequeñas píldoras que acercan el resultado a lo poético, si quiera momentáneamente.

amores3

Y nos queda, en fin, Rocío Vidal, Ariadna encerrada en su isla de libros que, superado un inicio quizás un punto aséptico -pero esto deriva del texto en sí mismo…- va creciendo mucho en intensidad de forma progresiva tal y como lo hace su personaje: y termina regalando momentos de una emoción cercana, verdadera y sincera cuando las confesiones se van haciendo más duras y más íntimas y el personaje deja entrever su cara más humana; una emoción de esas que sencillamente fluyen, nunca medida ni prefabricada: no hay -y eso que la cosa se prestaba- ni una lágrima gratuita, ni un aspaviento fuera de sitio en un espectáculo que debe resultar agotador por la carga dramática que entraña para la actriz. Vidal lo sirve en un hermoso trabajo que se gana a pulso el aplauso sincero del respetable.

amores4

A fin de cuentas, en Los Amores Diversos se encuentra un texto que gustará por igual tanto a los fanáticos de la literatura universal -para estos es indispensable, porque las referencias son muchas y variadas- como a los amantes del teatro de personajes; y un texto que tiene el acierto de comenzar pareciendo una cosa para acabar siendo otra bien distinta y mucho más interesante. Un cierto exceso metaliterario -lo hay…- no nos debería alejar de un texto poético, delicado y sin duda interesante; en un espectáculo bien servido, que demuestra además que se puede hacer una puesta en escena de fuerte gusto estético aún en un espacio íntimo como es este. Un espacio que -ya lo he dicho, pero lo repito para cerrar- favorece mucho a la idea y al entorno de este espectáculo en concreto.

H. A.

Nota: 3.75/5

Los Amores Diversos”, de Fernando J. López. Con: Rocío Vidal. Dirección: Quino Falero.

Sala Tú, 24 de Octubre de 2016

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: