Skip to content

‘Don Quixote: Unha Comedia Gastronómica’, o recursos naturales

julio 25, 2016

quijcar

Espectáculo en gallego

Mereció la pena acercarse a San Cristovo un sábado por la mañana para ver una función que lleva años y años en la carretera sita esta vez en un entorno particularísimo y probablemente irrepetible: teatro en medio de un monte, con el río al fondo, en plena naturaleza y sin otra iluminación que la del sol. Cuando uno llega al espacio lo primero que se le pasa la cabeza es: “¿Pero esto va a ser aquí? Pues sí, efectivamente, lo crean o no, fue ahí, en plena naturaleza gallega donde se ofreció Don Quixote: unha Comedia Gastronómica, un pequeño divertimento de 55 minutos de duración adaptable a diversos espacios y con diversos formatos, que además incluye cocina en directo. Y, esta vez; como digo, todo tuvo lugar en un entorno incomparable -y hasta podríamos decir que delicisosamente antiteatral… o no-: el medio y medio del monte -lo que nosotros los gallegos llamaríamos una corredoira– en plenos recursos naturales… Unos recursos naturales tan seguros como los que demostró Fran Núñez.

chef.JPG

Alonso, cocinero, prepara en directo un plato fundamental en la línea argumental del Quijote: el potaje de vigilia. Ya saben, con sus garbanzos, su cebolla, sus espinacas, su tomate… y, en fin, todo lo que lleva un buen potaje. Mientras prepara el plato, va intercalando historias sacadas del Quijote ofrecidas al público en un tú a tú desde la comicidad, sin otros elementos para recrear las historias que los propios enseres de cocina. Así, el Caballero de la Triste Figura está figurado con cubertería, un pan representa a Sancho Panza y un repollo a Aldonza/Dulcinea. A través de estos elementos, recorremos conquistas, batalllas, victorias, quimeras y desengaños de Alonso Quijano en algunos de los episodios más célebres de la novela cervantina, pasados por el filtro de lo cómico-culinario.

En un espectáculo ágil y de estructura abierta -con varias versiones adaptables a públicos y situaciones-, Fran Núñez hace gala no sólo de dotes culinarias, sino también de recursos para dar y tomar en una propuesta que tiene en esa capacidad de improvisación constante -no olvidemos que se trata de un todo abierto y modificable- una de sus principales señas de identidad; y que lleva por bandera la comunicación directa con el público.

corredoira

En un sencillo espacio de cocina, Fran Núñez supo rizar el rizo y demostrar una tranquilidad a prueba de bombas: calor, puro monte, una pequeña cocina y hasta una abeja que decidió ejercer de estrella invitada de la representación, revoloteando constantemente los fogones del actor sin que el espectáculo jamás se detuviese. Núñez hubo de tirar de sus recursos naturales para sacar adelante esta función que tiraba de recursos naturales para construir un entorno. Fue este entorno el encargado de constituir un verdadero plus para esta función irrepetible, tan sencilla como llena de encanto; y en la que pasaron cosas únicas provocadas por el entorno. Cosas seguramente no previstas por la dirección de Nuria Guillón, ni por la dramaturgia original de Sergio Macías; pero cosas capaces de mostrar que Fran Núñez es un actor con un completo dominio de la narrativa oral y el humor cocinado en directo; así como un tipo con esa capacidad de saber cómo tirar del carro con naturalidad -o naturaleza- total pase lo que pase. Además de un estupendo chef.

armadura

Una propuesta distinta, distendida, entretenida como debe ser todo divertimento; y que se ofreció esta vez en un entorno tan impropio del teatro como para fascinante para hacer que todos los que estuvimos ahí, en el medio de la nada entre el río y los matorrales jugando con este breve juguete cómico recordemos esta función como algo especial, en lo que podemos considerar una doble cuestión de recursos naturales: del entorno -seguramente irrepetible e impensable- y del actor.

dulcinea

Seguramente esto también funcione en un teatro -es el típico espectáculo del que es imposible que salgan dos funciones iguales-; pero no me negarán que verlo en el medo del campo, con la colaboración especial de una simpática avispita tiene un plus que juega a favor de algo que se vuelve -aún más- original, y hace del todo algo de un exotismo francamente irrepetible. Creo que la disfruté más en este entorno de lo que lo hubiera hecho en un espacio convencional.

H. A.

Nota: 3/5

Don Quixote, unha comedia gastronómica”, de Sergio Macías a partir del Quijote de Miguel de Cervantes. Con: Fran Núñez. Dirección: Nuria Guillón y Fran Núñez. LIMIAR TEATRO,

XXXII Mostra Internacional de Teatro de Ribadavia (Campo da Festa de San Cristovo), 23 de Julio de 2016

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: