Skip to content

‘Alma y Cuerpo (I): La Habitación Luminosa’, o la poesía como elemento experimental

junio 7, 2016

cartelalma

En los últimos años, el tándem José Manuel Mora-Carlota Ferrer se ha convertido ya en un clásico del teatro español contemporáneo que ha dado espectáculos fundamentales como Los Nadadores Nocturnos o Fortune Cookie. Ahora, presentan un curioso díptico que engloba poesía danza y teatro en torno a las figuras de cuatro voces poéticas de diversa procedencia pero capital importancia. La primera parte, La Habitación Luminosa, se centra en la poesía y las figuras de Emily Dickinson y Santa Teresa de Jesús; mientras que la segunda parte del díptico, La Hora Oscura, explora a Charles Baudelaire y Luis Cernuda. A pesar de tratarse de un díptico, la propuesta se ofrece como dos espectáculos independientes que nunca llegan a coincidir en cartel. Corresponde esta reseña a La Habitación Luminosa, primera de las dos propuestas, estrenada la pasada semana.

Nunca es fácil hilvanar bien esta suerte de espectáculos híbridos en los que uno ni siquiera sabe bien a priori con qué se va a encontrar. Sobre un telón oscuro y metálico se proyecta una cita de Emily Dickinson: “Si tengo la sensación física de que me levantan la tapa de los sesos, sé que eso es poesía”. Primero Teresa y después Emily se presentan al público, y dan antecedentes de su infancia; antes de que el telón suba para dejar ver una habitación neutra, en la que Emily y Teresa aguardan que alguien venga, que algo suceda, a la vez que revisan su poesía. Por el espacio, de fuerte carga alegórica, pasean también un cantante -la representación del Ángel- y dos bailarinas -la representación de la Muerte y la representación del Alma-. Mientras esperan, Santa Teresa y Emily Dickinson desgranan su poesía, su legado para la historia; al tiempo que conversan entre ellas acerca de lo que les espera al otro lado de la habitación cuando alguien venga buscarlas -¿están acaso en un limbo cósmico o en una antesala de la eternidad a la que ambas van a pasar a través de su creación literaria?- salpicadas estas secuencias por canciones y bailes.

alma1.jpg

Vuelvo sobre la idea de que no es fácil levantar con acierto esta suerte de espectáculos híbridos, a pesar de que los dos proyectos anteriores de Ferrer y Mora lo lograban con inusitada audacia. En la primera parte de este díptico siento que la idea es muy buena, y que el todo tiene una estética ciertamente atractiva; pero que falla sobremanera un desarrollo que no acaba de llevarnos a ninguna parte. Más allá de revisar la poesía de Dickinson -una belleza tan poco frecuente en los escenarios españoles- y Santa Teresa, la dramaturgia de José Manuel Mora no aporta esta vez nada nuevo a nivel de los personajes propiamente dichos: quiero decir, siento que no se explora el componente vital ni psicológico de ambas poetisas; que acaban siendo poco más que una excusa para explorar su poesía en un entorno más o menos bucólico… Porque la dramaturgia de Mora no va mucho más allá de anotar la voluntad de ambas mujeres de dejar huella en un mundo de hombres -en un momento dicen algo así como “la aguja para el hombre y la pluma para la mujer”-: sinceramente, de Mora esperaba que fuese un paso más allá.

alma5

Por otro lado, creo que no todo lo que se ve encaja en el universo de las dos poetisas: ni las canciones -todas ellas conocidas y variadas- que interpreta Diego Garrido con mayor o menor fortuna; ni los zapateados de Olga Pericet -excelente bailaora, impecable por gesto, fuerza y técnica; pero creo que el flamenco le sienta a Santa Teresa y a Dickinson como a un Cristo dos pistolas- acaban de casar con el entorno que se nos está planteando. Mucho mejor tanto la danza de Paloma Díaz con las espadas -más acorde con el entorno en mi opinión- como los audiovisuales de Jaime Dezcallar, que muestran a Santa Teresa y a Dickinson en la bañera o rodeadas de la naturaleza, planteando imágenes ciertamente sugestivas; audiovisuales muy bien apoyados por cierto en la estupenda iluminación de David Picazo. Algo que, sin embargo, no alcanzo a comprende, es la alternancia sin sentido de micrófonos / no micrófonos a la hora de hacer hablar a las actrices: al margen de que el tema de los micrófonos es cada vez más recurrente en el mundo del teatro; aquí en concreto no termino de comprender por qué unos poemas se dicen al micrófono mientras que otros se proyectan a viva voz…

alma2.jpg

Entre las dos actrices que se encargan de dar vida, cuerpo y voz a las dos poetisas; hay que celebrar que Silvia Abascal haya regresado -¡por fin!- al teatro tras muchos años de ausencia para encarnar a una Dickinson llena de suavidad y candor melancólico: por presencia y voz, conviene mucho al personaje. A la Santa Teresa de Irene Escolar, sin embargo, siento que quizá le sobre un punto de énfasis en según qué versos -vamos, que su estilo resulta más declamado que el de Abascal, con todo lo que ello implica-, y a veces conjuga mal ciertos verbos. Ello queda sin embargo suplido por su poderoso impacto gestual y su importante presencia escénica.

El resultado es un espectáculo sugestivo, interesante estéticamente, en el que sin embargo creo que ni todo está tan desarrollado como debería ni a todos los elementos que confluyen se les ha sacado todo el jugo que sería posible. Todo ello, claro, sin negarle ni cierto interés ni personalidad -ambas cosas las tiene-; ni la necesidad cumplida de recuperar la voz fundamental de Emily Dickinson, tan ausente en la escena española.

El público recibió la propuesta con aclamaciones en el estreno; pero yo creo que estamos ante un producto de carácter experimental que aún puede y debe seguir creciendo, que desde luego queda a distancia de Los Nadadores Nocturnos y Fortune Cookie. Habrá que ver qué nos depara la segunda parte del díptico –La Hora Oscura, en la que Helio Pedregal y Jose Coronado se ponen respectivamente en la piel de Luis Cernuda y Charles Baudelaire- que se estrena mañana miércoles.

H. A.

Nota: 3/5

Alma y Cuerpo (I): “La Habitación Luminosa”, dramaturgia de José Manuel Mora sobre textos de Emily Dickinson y Santa Teresa de Jesús. Con: Irene Escolar, Silvia Abascal, Olga Pericet, Paloma Díaz y Diego Garrido. Dirección: Carlota Ferrer. TEATRO ESPAÑOL.

Teatro Español, 1 de Junio de 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: