Skip to content

‘La Hermosa Jarifa’, o un texto como pretexto estético

marzo 7, 2016

La-hermosa-Jarifa-cartel-2-716x1024

Después de un paso exitoso por diversos festivales, pequeña estancia en Madrid y gira, llegó a A Coruña La Hermosa Jarifa, ofrecida según figura en el programa de mano en el acercamiento a la novela morisca anónima del Siglo XVI que llegó a nosotros a partir de la versión que recoge Antonio de Villegas (1551) y en versión libre de Borja Rodríguez, que dirige además la pieza.

Para narrar esta historia de moros, cristianos, honor y redenciones por el amor –no exenta de todos los tópicos propios de la época-, Borja Rodríguez se sirve de un espacio sencillo y diáfano, e intercala diversos elementos externos en el devenir narrativo de una historia que es breve y concisa, para que la función llegue a durar una hora y media. Así, mientras los episodios de la historia de amor de Jarifa y el abencerraje Abindarráez se van sucediendo, Rodríguez introduce tanto un cuerpo de baile que desdobla a los personajes protagonistas como una cantaora –lo de incluir el cante jondo en una historia de moros, simbolizando la unión de las dos culturas está muy bien pensado; pero ya lo hemos visto antes en otras propuestas- que comentan los hechos a ritmo de cante y baile. También se sirve Rodríguez de otras disciplinas teatrales más allá del teatro de texto –sombras chinas, marionetas…-, en un montaje que realiza una fuerte apuesta por la estética, y que es ciertamente impecable en lo visual, con momentos de fuerte plasticidad. Ahora bien, creo que la razón de ser de esta puesta en escena es sin duda alguna esa fuerte visualidad; quedando la historia central en segundo plano para servir un espectáculo total que deleite al espectador. En otras palabras, que contar La Hermosa Jarifa es una mera anécdota dentro del conjunto –en un espectáculo de corte semejante hubiesen cabido alguna de las novelas ejemplares de Cervantes, u otros muchos textos- cuando la clave de un espectáculo debería ser siempre poner de relieve el texto que se quiere subir a escena: siento que no siempre sucede aquí. Además, ese gusto por lo estético que demuestra Rodríguez acaba derivando en una acumulación de elementos de las más diversas índoles que terminan sobrecargando al espectador, como si hubiese una necesidad vital de que pasen muchas cosas en el escenario; de que siempre ocurra algo nuevo para que el espectador tenga algo que mirar. Y ojo: todo lo que se ve es impecable; pero la sensación final es de extraña miscelánea que llega a saturar los sentidos, como si no todo encajase en un conjunto que parece más una excusa que un fin en sí mismo.

jarifa2

Curiosamente -y dado el carácter de la propuesta no deja de llamar poderosamente mi atención- no figuran en el programa de mano otros datos más allá del elenco y el director. Ni rastro ni del diseño de escenografía, ni del diseño de vestuario -elegantísimo- ni del diseño de iluminación -muy bien empleada-. Me parece un olvido imperdonable, porque todos estos aspectos estéticos de puesta en escena son casi lo mejor de la propuesta…

Digo más arriba que creo que la historia se queda en una anécdota, y debo reafirmarme en ello al ver, por un lado, la extraña versión que firma Borja Rodríguez –que alterna la prosa, el verso, el verso blanco y el verso libre…-, en la que se vuelve a tener esa sensación de extraña miscelánea que impregna todo el espectáculo. Entiendo que convertir esta historia en un material teatral es complicado; pero cuidar un poco más la versificación no hubiese estado de más, aunque solo sea para darle una coherencia a lo que se escucha. Debo confesar que estas licencias en la versión me alejaron bastante de entrar en el espectáculo.

jarifa3

Y otra seña de que la historia queda aquí en segundo plano es el hecho de que el reparto –con algunos actores estupendos- no cuenta la historia desde el mismo lugar. Podríamos decir que cada actor aborda la manera de decir el texto y de enfocar el personaje desde distintas realidades, lo que resta un poco de coherencia al resultado final. Los mejores son el Abindarráez de Daniel Holguín –que no da el perfil de moro, pero al menos dice el texto con claridad y buen estilo- y el Narváez de Fernando Huesca: es en los enfrentamientos entre ambos cuando uno ve por dónde deberían ir los tiros de toda la función, por presencia y estilo. A la Jarifa de Sara Rivero –con una presencia escénica espectacular, ciertamente- le quita enteros decir su texto desde un lugar que no procede demasiado: pretende remarcar el carácter de valiente y pizpireta del personaje y le sale una heroína de serie de televisión al precio de perder un poco de la dignidad que debería tener el personaje… Quiero pensar que se lo han marcado así, pero siento que el resultado chirría. Como chirría el doble juego que se plantea con el padre de Jarifa, que empieza planteado casi como un pelele bufo y de pronto adquiere inusitada dignidad en el desenlace: no lo tiene fácil Carlos Seguí para dibujar el paso de un enfoque al otro; pero, sobre todo, no creo que esta doble cara se justifique ni aporte gran cosa al resultado final. Son hechos, desde luego, que demuestran que se debería haber profundizado más en el acercamiento al texto. Cumplen todos los demás en sus cometidos de menor relevancia, incluyendo la cantaora y el cuerpo de baile.

jarifa4

Es, en definitiva, una propuesta con voluntad clara de gustar; que creo que usa un texto como pretexto para levantar un espectáculo que apuesta con fuerza por una estética de mimbres impecables, pero que sin embargo no siempre acaban de encajar como conjunto a pesar de esa clara intención de agradar. Y se echa en falta, sobre todo, mayor profundidad en torno a un texto que debería haber sido el auténtico motor de la propuesta.

H. A.

Nota: 2.75 / 5

 

“La Hermosa Jarifa”, de Antonio de Villegas. Con: Sara Rivero, Daniel Holguín, Fernando Huesca, Carlos Seguí, Carles Cuevas, Inés León, María Cobos, Cristina Arias, Isabel Sánchez, Francis Guerrero y Emilio Serrano. Versión y dirección: Borja Rodríguez.

Teatro Rosalía Castro, 27 de Febrero de 2016

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: