Skip to content

‘Ensaio sobre a Cegueira’, o no hay turbación sin riesgo

noviembre 12, 2015

Espectáculo en lengua gallega

Desde luego que no es fácil la tarea de levantar una versión teatral de la que seguramente sea la más célebre novela de José Saramago, no solo porque permanece en la memoria de todos; sino porque implica tomar una serie de difíciles decisiones a la hora de plasmar en escena el particularísimo mundo en el que se desarrolla la narración: el de la ceguera real y metafórica, pilares básicos para la lucha intelectual que plantea este texto que creo que busca no solo remover conciencias, sino también inquietar, y sin los cuales difícilmente se puede hacer que brille en todo su esplendor. Sarabela Teatro asume pues un riesgo enorme al decidirse por esta compleja función; un riesgo que saben solventar a base de oficio, pero en el que siento que se quedan un poco a medias, quizá por preferir un montaje ordenado antes que asumir riesgos audaces en fondo y forma que sí estaban en otras producciones suyas –la estupenda adaptación de A Esmorga, o la bellísima Margar no Pazo do Tempo– pero de los que cada vez se alejan más hacia lo convencional, por la razón que sea –y es una lástima, la verdad…-.

Dado que solo hay un personaje que ve –la mujer del oftalmólogo- la primera apuesta que habría que hacer es decidir cómo separar el mundo de la luz del mundo de la tiniebla, el mundo de los ciegos del mundo de los que ven e incluso estimular al público de cara a lo sensorial, en una obra en la que lo sensorial es tan importante. Nada de ello hay en la propuesta de Sarabela, que sobre una escenografía única y sencilla de Suso Montero –apoyada en constantes proyecciones- decide ubicar la acción y limitarse a narrar, con la única concesión de situar al Escritor en la platea, fuera del espacio escénico, casi como un espectador más mientras crea la historia que obtiene desde la narración de la mujer del oftalmólogo.

Ánxeles Cuña Bóveda dirige pues un montaje limpio, ordenado y válido, de esos que se dejan ver, no molestan -con todo lo que implica el concepto ‘no molestar’ cuando de montar esta obra se trata…- y encuentran algún momento interesante; pero sin la menor pizca de riesgo ni de esa audacia que tanta falta hace en esta obra. Todo bastante en su sitio –corramos un tupido velo sobre las escenas de sexo, que se antojan más coreografiadas hacia la esfera de lo poético que realistas-, pero sin temperatura, sin que haya un clima, sin crear una verdadera tensión dramática… y, sobre todo –y puede que esto sea lo más revisable- eludiendo ubicar en algún lugar ese mundo de tinieblas fundamental para recrear el horror, y que aquí apenas aparece por ningún lado… Con lo estéticos que eran los montajes de esta compañía en el pasado ¿por qué renunciar aquí a jugar con la iluminación, por ejemplo, para sugerir ese mundo invisible que es el arranque del terror? Creo que, a pesar de las buenas intenciones; que las hay, a montar esta obra hay que lanzarse sin red, jugando, arriesgando y experimentando, y puede que ahí vaya el mayor debe de la propuesta: en esa falta de riesgo a la hora de crear atmósfera para narrar esta historia, y en esa incapacidad para implicar al público –y, sobre todo, para turbar al público, algo importantísimo en este título-. Por otro lado, tengo la sensación de que hay cuestiones de convenciones de cara a entradas y salidas en el espacio que no siempre están bien resueltas -claro que aquí uno no sabe bien si achacarlo a fallos de dirección o inseguridades de los propios actores-.

A pesar del nutrido grupo actoral convocado –con altibajos-, la diferenciación entre personajes no siempre está del todo bien trabajada –sobre todo, ¡ay!, por ese vestuario tan neutro y sencillo…-. Tampoco el reparto –no solo con los pesos pesados de la compañía en pleno, sino también con algún nombre destacable invitado del teatro gallego actual- consigue descollar especialmente, moviéndose en una línea de suficiencia que emparenta directamente con la corrección generalizada que desprende el montaje. Siendo honestos hay que señalar que el mejor es Josito Porto –y eso que se multiplica en secundarios, pero ya saben que no hay papel pequeño-; y en el resto del amplio conjunto hay desde trabajos más que correctos –Xavier Estévez con su villano o Vicente Montoto como el escritor- hasta simplemente correctos –Jorge Casas, Nate Borrajo, Elena Seijo o Sabela Gago– y otros que bien sea por dicción complicada –Fina Calleja– o por mostrar una afectación tirando a excesiva –Fernando Dacosta– no acaban de encontrar el punto a un conjunto que, en general, no pasa de honesto y correcto; pero sin más.

cegueira

Sorprende en definitiva, que una compañía situada durante un tiempo –entiendo que ya pasado- a la vanguardia del teatro gallego –la mismísima Helena Pimenta llegó a dirigir un Macbeth para ellos- no sea capaz de exprimir todo el jugo que contiene esta parábola fascinante, como sí lo hizo otras veces. Y es que aquí todo está bastante en su sitio, correcto, ordenado; pero si se decide asumir el riesgo de montar esta obra y no otra, se debería ir directamente a remover conciencias y estómagos: y riesgo escénico y estético, en esta propuesta hay el justo… Y a veces incluso menos. De manera que la sensación final es la de que la magna obra ha superado a la compañía, por más que, insisto, todo esté más o menos en su sitio… sin que la propuesta resulte en absoluto turbadora. Pero el teatro debería ser algo más; sobre todo dados los mimbres que aquí hay, que eran –son- bastante buenos.

H. A.

Nota: 2.5 / 5

“Ensaio sobre a Cegueira”, de José Saramago. Con: Fina Calleja, Fernando Dacosta, Elena Seijo, Sabela Gago, Xavier Estévez, Nate Borrajo, Josito Porto, Vicente Montoto y Jorge Casas. Dirección y dramaturgia: Ánxeles Cuña Bóveda. SARABELA TEATRO.

Teatro Principal (Santiago de Compostela), 4 de Noviembre de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: