Skip to content

‘Trágala, trágala’ o reinados que comienzan, reinados que terminan

abril 23, 2015

Cara y cruz. Ying y Yang. Resulta paradójico que al mismo tiempo que en las Naves del Español se presenta el primer proyecto originalmente ideado por Juan Carlos Pérez de la Fuente –El Señor Ye Ama los Dragones, en el teatro de la Calle Príncipe se exhiba el último encargo del anterior director, Natalio Grueso, este Trágala, Trágala. Y que ambos espectáculos hayan hecho –estén haciendo- mucho ruido, aunque sea por razones dispares: la propuesta de Paco Bezerra por su valor teatral, y la propuesta de Íñigo Ramírez de Haro por toda una serie de cuestiones extrateatrales que uno no sabe muy bien si creerse o no, y que en cualquier caso hay que examinar con cautela. El caso es que Rodríguez de Haro copó los periódicos al tiempo que Trágala, Trágala permanecía en cartel –no nos engañemos, les vino de perlas…-, y el espectáculo dividió en tres al público, entre el entusiasmo, el desprecio atroz y la más total indiferencia.

Pero ciñámonos al hecho teatral. Se representa una obra de teatro post-dramático en el Teatro Español. De pronto, el mismísimo Fernando VII irrumpe en el teatro y para en seco la representación: quiere saber cómo el teatro ha llegado a esto –“este teatro funcionaba bien cuando lo dirigía Gustavo Pérez Puig…” exclama- y qué ha sido de España desde su ausencia. También quiere saber por qué la imagen que España tiene de él es tan negativa. Un regidor, de nombre Pablo Iglesias, intenta sin éxito expulsar al monarca de la representación: pide disculpas al público, la función está arruinada… Hasta que surge del público un tanatista argentino dispuesto a psicoanalizar a Fernando VII para ayudarle a superar sus traumas. Lo que sigue es toda una serie de sketches de humor que repasan grandes episodios de la Historia de España desde la niñez de Fernando VII, al tiempo que una periodista –con un asombroso parecido a Letizia Ortiz- va retransmitiendo los hechos al público. Por el escenario desfilan Napoleón, Riego, Godoy, Pepa la Malagueña, la Reina María Cristina, los nacionalistas catalanes, y toda una serie de personajes que incluso se sientan a participar en un debate televisivo en directo –¿cómo no pensar en la Sandra Barneda de Un Tiempo Nuevo?-. Estos sketches están salpicados con canciones que hacen del espectáculo una curiosa miscelánea: una suerte de musical paródico-burlón en el que caben desde baladas hasta chirigotas.

Podría haber sido un espectáculo interesante, pero Ramírez de Haro ha escrito todo desde un humor excesivamente facilón, de brocha gorda, evidente; que deja de lado, elude y hasta podríamos decir que evita, cualquier tipo de crítica a la monarquía y/o al sistema –por eso no se entiende como un espectáculo con un humor tan blando ha podido levantar tantas ampollas-: sin profundizar, nos quedamos en la anécdota; y las casi dos horas de espectáculo acaban pesando como una losa, tanto por lo evidente –y repetitivo…- del humor como por ese cierto distanciamiento desde el que Ramírez de Haro escribe. Es cierto que hay un público para este tipo de humor; pero el riesgo de no entrar en el juego es importante… y si no se entra –no creo que sea mi tipo de humor, salvo por tres o cuatro golpes-, la cosa se eterniza, y a uno le da tiempo a pensar en todo y en más mientras el espectáculo discurre. Pero lo curioso, insisto, es que algo así haya podido enervar a tanta gente cuando el principal defecto de este espectáculo –más allá de su exceso de metraje- es precisamente el grado de distanciamiento sociocrítico desde el que está escrito: ni va a hacer daño ni lo pretende.

Se nota –para bien y para mal, empiezan a repetirse…- la mano de Yllana en la puesta en escena vistosa –Juan Ramos Toro– de un espectáculo ágil que, sin embargo, pasado un rato comienza a repetirse peligrosamente en recursos que cada vez son más habituales -y hasta diría que demasiado habituales- en las producciones de Yllana: tiene gancho, pero por momentos ya se sabe exactamente qué va a ocurrir y eso es justo lo que ocurre… Las canciones de Ron Lalá –que tantas alegrías han dado al mundo del teatro español- esta vez no aciertan porque no aportan nada, y porque el elenco tampoco está especialmente capacitado para el canto –excepción hecha de Paula Iwasaki, que canta maravillosamente su número solista-.

Nada que objetar y mucho que aplaudir al elenco actoral, entregadísimo a la causa de la astracanada, adecuadamente excesivo en cuanto hace y perfectamente funcional. El poderoso Fernando VII de Fernando Albizu destaca como el cómico de raza que es –no es fácil hacer lo que hace, y lo hace francamente bien; mientras que el resto del elenco –Jorge Machín, Ramón Merlo, Luis Mottola, Balbino Lacosta, Joshean Mauleón, Manuel Maestro, Ana Cerderiña y la ya mencionada Paula Iwasaki– da sobradas muestras de creer en lo que hace, de confiar en el espectáculo y de confiar ciegamente en la propuesta: se agradece y se les aplauden el empeño, el talento y la entrega.

Pero, a pesar de que, insisto, hay un público apto para este tipo de humor, es un espectáculo que -más allá del furor mediático que ha despertado- no pasa de la mera anécdota, a pesar de partir de una premisa que, desarrollada de otra manera, podría haber dado mucho de sí; y podría haber levantado muchas ampollas no sin razón. Pero visto lo visto, es incomprensible tanto revuelo y que la gente se ponga tan nerviosa. Una comedia de brocha gorda, sin más fondo que el que se ve a simple vista. Un final descafeinado para grueso y un comienzo esperanzador para Pérez de la Fuente, todo al mismo tiempo. Lo que venga, el tiempo lo dirá.

H. A.

Nota: 2/5

 

“Trágala, Trágala”, de Íñigo Ramírez de Haro. Con: Fernando Albizu, Jorge Machín, Ramón Merlo, Luis Mottola, Balbino Lacosta, Joshean Mauleón, Manuel Maestro, Ana Cerderiña y Paula Iwasaki. Dirección: Juan Ramos Toro. Composición y Letras: Yllana. TEATRO ESPAÑOL.

Teatro Español, 10 de Abril de 2015

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: