Skip to content

‘La Dama Duende’, o gran testamento estético

mayo 3, 2014

Llegó en gira a A Coruña la versión de La Dama Duende, de Calderón de la Barca,que el destino ha querido convertir en el testamento teatral del mítico Miguel Narros –fallecido tan solo unos días después del estreno de este montaje hace algunos meses-. Llega en versión de Pedro Villora, puede que extensa en exceso –el montaje sobrepasa las dos horas…-, con algún pasaje que se antoja algo repetitivo: quizás se podría eliminar alguna escena para dar mayor ritmo a la narración.

En activo hasta el final –sin ir más lejos, el pasado año presentó su aplaudida versión de Yerma-, este montaje conserva algunos de los rasgos que han sido seña de identidad de Narros desde hace años: un gran cuidado por la estética y, en definitiva, un montaje ciertamente elegante, tanto en términos escenográficos –firma el escenario detallista y funcional Mónica Boromello; muy bien iluminado por Cornejo y siempre al servicio de la acción-, como de vestuario, lujosísimo –de Almudena Rodríguez-. Así pues, poco o nada se le puede objetar a la propuesta de Narros a nivel estético, porque el montaje es de una elegancia impecable. Puede eso sí que sobre subrayar tantas escenas con música –Luis Miguel Cobo-.

La dirección de escena es valiente, puesto que no renuncia a generar escenas de masas de ritmo frenético –a veces incluso demasiado, perjudicando la recepción de los parlamentos, como sucede por ejemplo en la escena inicial, visualmente trepidante e impecablemente ejecutada, pero en la que cuesta a veces escuchar el texto con la debida claridad-, muy bien resueltas; pero parece haber preferido cuidar el aspecto estético del todo antes que profundizar en la psicología de unos personajes que muchas veces no terminan de estar del todo bien perfilados.

En cuanto al reparto, hasta cinco cambios –en un elenco de nueve intérpretes- presenta la distribución de la gira con respecto a la del estreno del pasado verano. Dado que el director ha fallecido, ignoro cómo se habrá podido preparar al reparto de la gira siguiendo el concepto que buscaba Narros –firma la asistencia de dirección Luis Luque, posiblemente se deba a él esta nueva preparación…-; pero, en cualquier caso, nadie del reparto parece encontrarse dubitativo. Sin que nadie desmerezca especialmente, sí que hay que señalar que los mejores trabajos son sin duda los de la Isabel de Asunción Díaz –por cómo dice el verso y porque es de las pocas que consigue dotar al personaje de una profundidad psicológica definida más allá del estereotipo de la criada- y Alba Alonso en Doña Beatriz –que destaca en cada aparición, con un trabajo lleno de verdad y luminosidad, poniendo a su personaje en primer término-.

Un escaloncito –solo un escaloncito- más abajo el Don Manuel de Chema León –que es elegante y dice muy bien el verso, pero a veces aparece demasiado arrebatado…- y el Cosme de Antonio Escribano –puede que muy aposentado en las gracias del gracioso, con lugares comunes que, sin embargo, le funcionan muy bien con el público-. Sorprende encontrar a Raúl Tejón en Don Luis; porque a pesar de que se nota que conoce el estilo, se encuentra cómodo y sirve bien a su personaje, su porte dista bastante de la imagen de patán que uno se podría formar en la cabeza sobre este personaje, por físico, edad y formas. A la Doña Ángela de Diana Palazón –no siempre cómoda en el verso-, bellísima en escena, le sobra énfasis la mayor parte del tiempo, corriendo por momentos el riesgo de caer en la caricatura…: puesto que es de las pocas del reparto que estaban en la distribución original, hay que suponer que Narros le habrá marcado este camino… Cumplen sobradamente en el resto de los roles Emilio Gómez (Don Juan), Paloma Montero (Clara) y Diego Toucedo –un lujo para una parte tan breve como la de Rodrigo-.

En definitiva, un espectáculo impecable sobre todo a niveles estéticos, con algunas muy buenas interpretaciones en un reparto que en general rinde a gran nivel medio. Alguna elección mejorable o algunas cuestiones de metraje relativas al ritmo de la versión que se podrían resolver no lastran sin embargo la calidad de la propuesta. Solo un tirón de orejas: en el escueto –escuetísimo- programa de mano no figuran más datos que el reparto; ni rastro ya no solo de la cuestión de la ayudantía de dirección –fundamental considerado el óbito del director y los numerosos cambios de reparto con respecto al estreno- ni de la ficha técnica –que he tenido que consultar a través de la web del Teatro Español-.

H. A.

Nota: 3.5/5

 

“La Dama Duende”, de Pedro Calderón de la Barca. Versión: Pedro Villora. Con: Diana Palazón, Chema León, Antonio Escribano, Asunción Díaz, Raúl Tejón, Alba Alonso, Emilio Gómez, Paloma Montero y Diego Toucedo. Dirección: Miguel Narros. PRODUCCIONES FARAUTE / COMPAÑÍA MIGUEL NARROS

Teatro Colón, 26 de Abril de 2014

Anuncios
One Comment leave one →
  1. mayo 5, 2014 11:49

    ¡Qué pena perdérmela!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: