Skip to content

‘Tirano Banderas’, o qué difícil es teatralizar Valle

diciembre 4, 2013

Para iniciar el ambicioso proyecto Dos Orillas –que impulsa el Teatro Español, centrado en la coproducción internacional-, se ha optado por un reto dificilísimo: llevar de nuevo al teatro Tirano Banderas, la magna novela de Valle-Inclán. Para ello, se ha reunido un elenco internacional, al mando de Oriol Broggi, director que ha sido responsable de algunos importantes éxitos teatrales en estos últimos años.

Si llevar a escena el material puramente teatral de Valle-Inclán ya es cuestión harto complicada por los múltiples problemas de reparto y la variedad emplazamientos que exige; más aún lo es adaptar una obra narrativa, que no está originalmente pensada para subir a los escenarios. En este sentido, el espectáculo tiene aciertos y errores derivados de la adaptación en sí misma –firmada por Flavio González Merlo– porque conserva la narratividad de fragmentos que deberían escenificarse de manera excesiva: es una salida válida siempre y cuando ocurra solo algunas veces –incluso a veces funciona la técnica de la narración polifónica que tanto se emplea en esta versión-; pero aquí termina por parecer demasiado reiterativa, renunciándose a la escenificación propiamente dicha de varios pasajes fundamentales de la novela.

Dice Oriol Broggi en las notas al programa que dijo en los primeros ensayos aconsejó a los actores “no querer saber demasiado sobre Tirano, porque si no, su fuerza nos iba a devorar”. A juzgar por el resultado final, Broggi –fantástico otras veces, como en su reciente Cyrano– sí se ha visto bastante superado por la magnitud de la novela. Sobre un espacio quizás excesivamente básico, hasta cierto punto simbolista y minimalista –muy bien iluminado por Albert Faura, eso sí-, las escenas se van sucediendo y encabalgando de forma frenética –a veces incluso demasiado; y los actores cambian constantemente de personaje, sin que ni la caracterización ni el trabajo psicológico terminen de dejarnos claro lo que estamos viendo. Pero hay otro problema aún más grave: en la mayoría de los casos, falla el trabajo de acentos; hay un galimatías importante entre los acentos de cada actor y los diversos acentos que los múltiples personajes que interpretan, y, en este aspecto, solo Susi Sánchez, Vanessa Maja y Emilio Buale salen airosos de la prueba.

Las tres horas de función se hacen largas, porque hay caídas de ritmo importantes; e, insisto, personalmente hubiese preferido que varios fragmentos narrativos se representasen. Por momentos funciona el concepto de narración polifónica, pero también da la impresión de que Broggi no ha sido capaz de llevar a escena según qué escenas… Curioso, porque suele ser un creador inteligente. El ruidoso montaje de Broggi, en resumen parece más cercano al distanciamiento brechtiano que al esperpentismo valleinclanesco; y tiene bastantes altibajos en la primera parte, exceptuando las escenas de las profecías, que son las que salvan la primera parte. Es cierto que la segunda parte se viene arriba, con momentos de gran carga dramática muy bien llevados –todo el episodio de Zacarías el Cruzado y su Mujer con el cadáver de su hijo resulta de gran impacto, y la media hora final es especialmente inspirada-, e incluso instantes de humor que funcionan –la llegada del Barón de Benicarlés a la recepción y su encuentro con sus “otros yos” frente al espejo-; pero el conjunto no termina de funcionar debidamente. Y es una pena, porque para cuando la cosa remonta –que lo hace-, ya empieza a ser tarde… Se puede decir que a esta versión le faltan, de alguna manera, sabor y forma valle-inclanescos en el enfoque general.

A pesar de lo discutible de la propuesta escénica, hay que aplaudir al esforzado y honesto reparto; con grandes creaciones generales y personales. Si Emilio Echevarría en el papel principal no esconde despistes importantes con el texto –larguísimo- sí tiene la prestancia necesaria para dar vida al tirano. La mejor de todo el elenco es Susi Sánchez, actriz magnética y fascinante que recorre sus siete personajes con la variedad dramática que falta en otras interpretaciones: ella cuida los acentos y las caracterizaciones psicológicas al dedillo, encontrando varios momentos de lucimiento. Sus visiones elevan la temperatura dramática de la primera parte –imposible no clavar la mirada en ella-, y en la segunda encuentra momentos de gran arrebato verista como la Mujer de Zacarías. En cualquier caso, una actriz fascinante, que eleva notablemente la categoría de la función. Junto a ella, también Joaquín Cosío –de imponente presencia escénica-, consigue momentos brillantísimos como Zacarías -¡qué abyecto y qué valleinclanesco!- y como ese  Doctor Polaco visionario en la feria, que tiene magia para dar y tomar. También Vanessa Maja afronta sus papeles con la debida expresividad, y alcanza momentos de emoción. Pedro Casablanc –estupendo actor, pero que inexplicablemente no cuida la cuestión de los acentos, y seguro que si quiere puede…-, sorprende con una inesperada vis cómica que se lleva al público de calle. Es inevitable pensar que Emilio Buale –un actor al que se ha visto en varios trabajos estupendos- aparece aquí algo desaprovechado en pequeñas apariciones esporádicas; de la misma manera que a Juli Mira le puede faltar carga dramática como Don Celes. Rafa Cruz y Mauricio Minetti sirven sus múltiples papeles con acierto.

En cualquier caso, en este montaje el estupendo elenco está muy por encima de la propuesta en sí; que necesita una revisión, o incluso un replanteamiento: hay cosas, pero el conjunto no funciona. Si algo salva este espectáculo es, por encima de todo, el talento del elenco, que se entrega sin reservas a una propuesta que no termina de cuajar como debería, creo que básicamente por una cuestión de planteamientos.

H. A.

Nota: 3 / 5

 

“Tirano Banderas”, de Ramón María del Valle-Inclán en versión teatral de Flavio González Mello. Con: Emilio Echevarría, Pedro Casablanc, Juli Mira, Rafael Cosío, Susi Sánchez, Vanessa Maja, Mauricio Minetti, Rafa Cruz y Emilio Buale. Dirección: Oriol Broggi. PROYECTO DOS ORILLAS. TEATRO ESPAÑOL.

Teatro Español, 27 de Noviembre de 2013

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: