Skip to content

‘Os Cantares das Musas’, o Rosalía al desnudo

junio 20, 2013

Espectáculo en lengua gallega

La nueva propuesta de Sarabela Teatro vuelve hasta cierto punto por los derroteros que la colocaron como una de las más innovadoras compañías teatrales del panorama gallego de los últimos años. Tras un par de propuestas tal vez menos atrevidas formalmente –Tango y A Viaxe a Ningunha Parte– esta Os Cantares das Musas es una curiosa creación alrededor de la obra de Rosalía de Castro, que retoma la estética moderna que es ya marca de la casa, siendo este el punto más interesante.

Para este espectáculo, se ha condensado en apenas 75 minutos una teatralización de El Caballero de las Botas Azules –celebrada novela corta escrita por Rosalía en castellano, razón por la cual quizá tenga menos peso dentro del corpus rosaliano para los estudiosos gallegos-, salpicada por algunos de los poemas que componen Cantares Gallegos, poemario que contiene algunos de los textos más populares de la escritora gallega. Un material narrativo ciertamente fascinante, que nada tiene que envidiar a grandes clásicos de la literatura, como pueden ser el Fausto de Goethe o los cuentos de Hoffmann, por poner algunos ejemplos.

Así, en esta versión, la fábula del Señor de la Gloria –un personaje con ecos claros de Fausto que llega a la tierra con una misión determinada tras vender su alma a las musas, ejerciendo una extraña fascinación en todo aquel que se cruza en su camino-, aparece evocada, en un espacio vacío que recuerda no poco a algunas creaciones de Peter e Irina Brook o –salvando las distancias- Robert Wilson, por citar algunos nombres. Un vacío escénico casi absoluto, apoyado en una sencilla pero fundamental iluminación de Pedro Fresneda, que ofrece, sin embargo, imágenes de gran fuerza estética. Un montaje de gran sensibilidad formal, que firma Ánxeles Cuña Bóveda –encargada también del proceso de dramaturgia-, apoyado en un formidable vestuario, variado y adecuadamente colorista –Ruth Díaz y Teté Seoane-, y que tiene su mayor baza en lo agradable que resulta a la vista, aun con la escasez escenográfica que lo preside: desde este vacío hay ideas que invitan al espectador a imaginar; y eso es lo importante, por lo que el resultado final es, en términos visuales, digno de todo aplauso, ya que se nota que hay un gran mimo en la realización, y eficacia formal.

Quizá sea menos convincente la dramaturgia. Primero por lo breve del espectáculo -70 minutos-, que quizá justificaría haberse centrado exclusivamente en El Caballero de las Botas Azules y haberle dado un mayor desarrollo: el material argumental es de lo más interesante que ha escrito Rosalía, y da un gran juego sobre las tablas. Además, los poemas de Cantares Gallegos aparecen un poco cogidos por alfileres, y a veces distraen del seguimiento de la historia central, entorpeciendo el ritmo narrativo más que aportando algo nuevo; en mi opinión, son perfectamente prescindibles. Teniendo en cuenta lo breve del espectáculo –y que los poemas parecen sobrar, como digo-, no hubiese estado de más reestructurar de alguna manera el contenido; porque el material es interesante, aunque no termine de cuajar tal y como está organizado.

Como siempre ocurre en esta compañía, el elenco estable aparece volcado con la propuesta; y responde de manera entregada y eficaz al concepto que plantea la directora. Repartiéndose hasta un total de diez papeles –diferenciados con total eficacia- intervienen Fernando Dacosta –con un toque de arrebato lírico que conviene muy bien al protagonista, aunque más discreto como cantante-, Elena Seijo –que sirve con adecuada contención a un personaje masculino totalmente convincente-, Nate Borrajo –que encuentra con acierto el punto de sensual ingenuidad- y Sabela Gago –en perfecto contraste de carácter con Borrajo-. El buen funcionamiento de todo el conjunto no es ninguna sorpresa en esta compañía.

El resultado de este espectáculo es una propuesta visual y formalmente estimulante, pero que quizá habría que replantear en términos textuales, para focalizar más el contenido en la historia central a fin de obtener un mayor brío narrativo, y facilitar las cosas al espectador. Pero a nivel estético, hay que aplaudir que Sarabela haya vuelto – ¡por fin!- por esos derroteros personalísimos que parecían haber abandonado a favor de un teatro más comercial, y que eran –son- la razón de existir de la compañía. Reformular los textos habría aumentado muchos enteros el resultado final.

El doloroso apunte de –casi- siempre que se ofrece teatro gallego fuera del ciclo de abono: escasísimo el público –menos de 35 personas-, incluyendo alguna deserción puntual antes del desenlace, en un espectáculo decididamente breve. Una vez más –ni es la primera ni por desgracia será la última- para hacérselo mirar.

H. A.

Nota: 3.25 / 5

“Os Cantares das Musas”, sobre textos de Rosalía de Castro. Con: Fernando Dacosta, Nate Borrajo, Elena Seijo y Sabela Gago. Dirección y Dramaturgia: Ánxeles Cuña Bóveda. SARABELA TEATRO

Teatro Rosalía de Castro (A Coruña), 14 de Junio de 2013.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: