Skip to content

‘Curriculum Vitae’, o microteatro a lo grande

noviembre 19, 2012

Espectáculo en lengua gallega

Estamos en un momento en que las nuevas formas de creación empiezan a ser un eje fundamental para la supervivencia de casi cualquier forma de arte. El microteatro, por ejemplo –sketches breves de entre 15 y 20 minutos, pensados para representar en un espacio muy reducido-, es una realidad que cada vez se expande más con más éxito por toda la geografía española. Ahora, la compañía gallega Redrum Teatro propone una suerte de vuelta de tuerca a este género: presentar un grupo de sketches breves con una temática semejante, pero esta vez en teatros de tamaño normal.

En Curriculum Vitae hay una temática común para cinco historias: las entrevistas de trabajo. Cinco situaciones en las que un actor y una actriz intercambian sus puestos de entrevistador@ y entrevistad@, para afrontar diversas formas de aspiración laboral… normalmente encaminadas al fracaso desde una ironía que toca muy de cerca, en unos casos u otros. Cinco escenas breves que funcionarían y funcionan por sí solos, pero que además presentan una coherencia argumental entre sí paradar unidad al espectáculo –de manera que, aunque no haya relación alguna entre los personajes, siempre existe algún detalle, por mínimo que sea, que une cada historia con la anterior, y la última con la primera-, y escritas en clave de comedia irónica y directa.

Como toda innovación, el experimento tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Es un acierto, por ejemplo, haber encargado cada sketch a un autor diferente, porque esto garantiza una pluralidad no solo temática –cosa que se podría haber conseguido con un único autor para las cinco escenas-, sino también estilística, de manera que uno nunca tiene la sensación de que algo se repite, ya lo ha visto o se parece sospechosamente a alguna otra cosa del mismo espectáculo. Firman los cinco sketches, por orden de aparición, Diego Ameixeiras, Araceli Gonda, Avelino González, Manolo Cortés y José Prieto, nombres de sobra conocidos en Galicia por estar íntimamente ligados al teatro, la literatura o la stand-up comedy. Como no podía ser de otra manera, aunque en general se mantiene un tipo de comedia que funciona y entretiene, hay un poco de todo, y unos sketches son más afortunados que otros –los mejores, por temática, forma y contenido, son los que firman Manolo Cortés, José Prieto y Avelino González, siendo algo menos redondos los dos iniciales-.

Por otra parte, las reducidísimas dimensiones escénicas del espectáculo –apenas se necesita un 10% del espacio- perjudican el seguimiento cuando se presenta en un teatro de gran tamaño. De alguna manera, el factor de la cercanía, fundamental, se pierde. Sigo pensando que el lugar ideal para disfrutar este espectáculo plenamente –con toda su continuidad, que la tiene- es una sala de pequeño formato, más que un teatro. Y se puede hacer perfectamente en una sala de estas características. La inmensidad del Rosalía Castro –unas 800 butacas- no parece el lugar más apto para este tipo de propuesta: la desnudez del escenario juega de alguna manera en contra, y no dejé de pensar en lo pertinente que habría sido colocar público en el escenario, para delimitar aún más el espacio escénico.

Dicho esto, no hay nada que objetar a la ejecución del espectáculo, que se ve con agrado y funciona bien como la clase de comedia que es. Tanto Mónica García como Guillermo Carbajo –dos intérpretes de probada solvencia siempre- transitan con acierto y de manera siempre convincente por las diferentes personalidades de los 10 personajes que interpretan en apenas 75 minutos, aportando la necesaria diferenciación entre la colección de personalidades que van poblando el escenario. Él encuentra su mejor momento como el ‘nini’ pasota que va a una entrevista por enchufe, y ella como la escritora de libros de autoayuda agresiva y psicópata convencida de que es la candidata ideal para el puesto.

Sencilla la escenografía –una mesa, tres sillas y un perchero en el que se acumula la ropa que se irá utilizando para los cambios de personajes-, iluminada de forma sugerente por Carlos Álvarez-Ossorio; y adecuada y también sencilla la dirección de Álex Sampayo, que se limita a hacer lo que tiene que hacer, sin plantear aspavientos ni excesos innecesarios.

El resultado es un espectáculo entretenido y bien escrito, que se ve con agrado, pero que seguramente ganará en las distancias cortas. Muy discreto el aforo –en mi función, la segunda de las programadas en La Coruña, 70 personas escasas en un teatro de 800 butacas…-. Es una lástima, porque es una propuesta de máxima honestidad dentro de su sencillez.

Nota: 3.25/5

 

“Currículum Vitae”, creación colectiva de Diego Ameixeiras, Araceli Gonda, Avelino González, Manolo Cortés y José Prieto. Con: Guillermo Carbajo y Mónica García. Dirección: Álex Sampayo. REDRUM TEATRO.

Teatro Rosalía Castro (A Coruña). 9 de Noviembre de 2012

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. noviembre 27, 2012 13:40

    Noraboa pola crítica tan favorable!

  2. noviembre 20, 2012 14:11

    Reblogged this on Avelino González and commented:
    Crítica

  3. noviembre 20, 2012 13:57

    Reblogged this on Avelino gonzalez and commented:
    Primeira crítica de “Curriculum vite”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: