Skip to content

‘André y Dorine’, o de la (tragi)comedia y los lenguajes narrativos

marzo 24, 2012

 

Si cualquier tipo de teatro privado de texto es ya complicado de por sí, el teatro de máscara quizás lo sea especialmente, pues priva a los actores de cualquier posibilidad de expresión a través de sus propios rostros. A pesar de todo, el género está lejos de ser una novedad, y se han conseguido grandes trabajos en este campo, muchas veces apoyados en el juego con lo audiovisual y una buena banda sonora –pienso, por ejemplo, en los soberbios espectáculos de Familie Flöez, que por cierto se han visto varias veces en Galicia en tiempos más bien recientes-.

Otra cosa difícil cuando se afronta un espectáculo de estas características es decidir qué contar y en qué línea contarlo, pues las máscaras –sean de lo que sean- podrían prestarse a obligar al uso de la comicidad para conectar con un público más habituado a otros lenguajes narrativos. Y, si lo que se quiere contar es, después de todo, un drama, hay que ser muy bueno para encontrar el punto exacto en el que se debe situar la balanza emocional. De otra forma, puede que la cosa no funcione.

Indudablemente desde unos medios más modestos que los de otras compañías más grandes que trabajan en este mismo campo, la compañía Kulunka Teatro pretende contar, a través de las máscaras, una parábola sobre el alzheimer. La historia de un matrimonio de ancianos que ha de rebuscar en la memoria para evitar perderla. Para ello, la compañía se sirve de diversos flashbacks por los cuales vamos viajando por la vida de dos personas solas en el último tramo de su vida. Con solo tres actores, que se multiplican para dar vida a varios personajes, la historia parte de la comicidad evidente –con situaciones previsibles, y gags que están ya muy vistos y manidos…- para irse introduciendo progresivamente en el infierno del alzheimer. Como resultado, 90 minutos ciertamente faltos de ritmo narrativo, que solo funcionan cuando la compañía se decide a explorar el drama sin temor ni tapujos –esto es, en los 20 minutos finales…-. Así, aunque el drama les funciona, y el espectáculo crece, los guiños cómicos no terminan de funcionar como deberían.

Tampoco ha sabido la compañía sacar todo el partido posible a la música. A pesar de que las composiciones originales de Yayo Cáceres son muy interesantes, son demasiados los momentos en los que se ha decidido despojar a la narración de cualquier acompañamiento musical. Y esto, en una obra de estas características, no ayuda. Con el talento del músico –que está-, se podría –se debería- haber usado la música como constante hilo conductor.

No hay queja, sin embargo, ante la pequeña pero detallista escenografía única –casi en formato de guiñol- que firma Laura Eliseva Gómez, ni ante el amplísimo vestuario que firma Ikerne Giménez. Ni mucho menos ante las variadas y expresivas máscaras que ha creado la también actriz Garbine Insausti, que consiguen –sobre todo en las de la pareja de ancianos- el milagro de insuflar vida a unos personajes que, de otro modo, podrían ser de cartón, en lo que es, sin duda, lo mejor de la propuesta.

Sin mácula los tres actores –José Dault, Garbiñe Insausti y Edu Cárcamo-, que se desdoblan como digo a una velocidad pasmosa. Iñaki Rikarte dirige con acierto un material narrativo francamente mejorable, que solo engancha y emociona en el último tramo, cuando se lanzan sin temor a la piscina del drama –que llega y de qué forma-. Porque tocar estos temas desde el humor y no caer en lo más fácil no siempre es fácil. Y aquí, pese a lo esforzado de los medios y lo honesto de las intenciones, no ha terminado de conseguirse. Otro enfoque, otra distribución de los tempos narrativos y el lanzarse sin miedo hacia lo dramático habrían ayudado a mejorar un concepto interesante. El público, sin embargo, conectó con el espectáculo indiscutiblemente. Llama la atención, eso sí, que nadie firme la autoría del espectáculo ni la idea o algo semejante.

Nota: 2.5 / 5

 

“André y Dorine”. Con: José Dault, Gabriñe Insausti y Edu Cárcamo. Dirección: Iñaki Rikarte. KULUNKA TEATRO.

Teatro Rosalía de Castro, 16 de Marzo de 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: