Skip to content

‘La Noche de Max Estrella’, o ensayo sobre la ceguera

diciembre 19, 2011

En una época en la que el teatro transita por nuevos lenguajes y busca constantemente innovar, hay que considerar tan novedosa como arriesgada esta coproducción entre el Centro Andaluz de Teatro y el Centro Dramático Gallego. La Noche de Max Estrella puede parecer el eterno regreso a Luces de Bohemia, pero lo cierto es que, por su lenguaje y planteamiento, es un producto bastante diferente del original.

La Noche de Max Estrella viene a ser una dramaturgia que pretende contar la obra de Valle-Inclán desde el punto de vista del ciego, de Max Estrella, sumiendo al público en las mismas tinieblas que ve nuestro protagonista (único actor real de esta propuesta) y completando las escenas en que este sale con las voces (pregrabadas) del resto de los personajes. Para ello, se ha preparado una potente y sugerente videocreación en varios planos (pintura, fotografía digital y vídeo, en un sensacional trabajo que firma Pilar Millán) unida a la propia iluminación de María Puche. Estos elementos sirven para crear un ambiente oscuro, onírico y tan estimulante como inquietante, que permite al espectador tanto imaginar como paladear este sugerente mundo visual en el que se ve sumergido. La dramaturgia visual, sonora y de vídeo la firma Rafael Abolafia: como idea tiene su interés indiscutible, y el resultado visual tiene una fuerza narrativa importante.

Pero esta idea, arriesgadísima, tiene también no pocos problemas, siendo el principal la compleja dramaturgia de Francisco Ortuño Millán, que exige que el espectador conozca en profundidad la obra de Valle-Inclán. Para los que la conocemos, sabemos cómo funciona y qué es lo que ocurre en cada momento, de dónde viene y adónde va, el resultado del experimento tendrá su interés; pero aquellos que lleguen vírgenes o con la obra verde a ver el espectáculo –que seguro que los habrá- tendrán serios problemas para el seguimiento de la trama, en este enfoque onírico y caótico en que esta vez se presenta. Es una opción, no cabe duda, pero no deja de ser teatro para iniciados, no siempre accesible a cualquier público. También puede generar problemas el hecho de que la obra acabe, obviamente, con la muerte de Max Estrella: falta todo el final, con lo cual hay reflexiones importantes que no se escuchan, y la tan traída y llevada historia del billete de lotería queda en nada, con lo que se aumentará la confusión de quienes no conozcan la obra. En otro orden de cosas que deben mejorarse, la grabación de las voces que acompañan a Max Estrella en los diferentes personajes (más de 20 actores) permite siempre seguir los textos con claridad; algo que debería solucionarse de alguna manera. La capital escena del Preso Catalán, por ejemplo, está bastante mal grabada, y apenas se puede captar el contenido hermosísimo del texto. Este detalle del sonido baja algún que otro entero al espectáculo. Firma el sonido Isaac Garabatos.

En toda esta compleja propuesta, es capital la aportación del actor. Carlos Álvarez-Novoa tiene mucha experiencia en la piel de Max Estrella, y sale a bien de una empresa harto complicada: es un Max rotundo en voz y presencia, cercando al ideario común existente sobre este personaje, y se enfrenta a la nada que le rodea completamente convencido de que todo aquello que no ve está realmente ahí, y convenciendo también al público (al público experimentado, claro) de estas presencias. No es tarea fácil, y lo consigue.

División de opiniones entre el público al final para un espectáculo que, pese al interés indudable, no parece pretender llegar a todo un público, sino solamente a un sector iniciado en el clásico de Valle-Inclán. Hay que hacer este tipo de teatro, indudablemente; pero también se debe advertir sobre la preparación necesaria ante lo que se va a presenciar. No estaría de más.

Nota: 2.75/5

“La Noche de Max Estrella”, sobre “Luces de Bohemia”, de Ramón María del Valle-Inclán. Con: Carlos Álvarez-Novoa. Dramaturgia y dirección: Francisco Ortuño Millán. Coproducción Centro Andaluz de Teatro / Centro Dramático Gallego.

Teatro Rosalía de Castro, 9 de Diciembre de 2011.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: