Skip to content

‘Shirley Valentine’, o perderle el miedo al monólogo

octubre 23, 2011

Algo tendrá Shirley Valentine cuando, desde su estreno en 1986, no ha parado de representarse en varios países, e incluso ha sido objeto de una versión cinematográfica en 1989, que es quizá una de las principales razones de su fama. 

Si a uno le dicen que es la historia de una ama de casa de Liverpool que vive con una familia castradora y sueña con salir huyendo a algún lugar, puede pensar que se va a encontrar un conjunto interminable de clichés sin el menor interés, uno detrás de otro, bajo la encorsetada forma de monólogo. Pero nada más lejos de la realidad, porque la obra de Willy Russell es un texto que está francamente bien organizado y escrito, y que sabe contar, desde el humor y la ternura, la historia de esa mujer que se pasa la vida hablándole a la pared de la cocina, mientras lidia con la indiferencia de su marido, la rebeldía de su hijo y algunas sombras de su pasado, y que sueña con (re)encontrarse con su “yo” viajando a Grecia con su amiga feminista.

Las claves del éxito de la historia están en contarla desde cerca, con ritmo, definiendo muy bien a todos los personajes que no aparecen más que evocados por boca de Shirley (pero que son casi protagonistas junto a ella) y en convertir a la heroína en un personaje entrañable: nunca nos reímos de ella, sino con ella (con esa espontaneidad mediterránea para contar las cosas), y comprendemos su problemática porque nos resulta cercana, porque, en el fondo, es la de todos. Un viaje hacia la búsqueda de la identidad propia. 

A pesar de todo, una función de dos horas y diez (con pausa) en forma de monólogo, debe ponerse en escena con mucha inteligencia, para captar la atención del público, y, en este sentido, es vital el trabajo de la actriz. Aquí nos reencontramos con una Verónica Forqué formidable, que demuestra que es una de las grandes en una función dificilísima. Porque levanta ella sola un espectáculo larguísimo, y conecta con el público desde el primer segundo, por saber construir un personaje con un cierto punto almodovariano que a ella le va mucho, pero también cercano, real, y, ante todo, muy entrañable. Consigue muchas carcajadas sinceras y aplausos espontáneos, pero también un par de silencios de esos incómodos que demuestran que Shirley tiene una problemática real. Sabe, además, dibujar perfectamente con la voz a los muchos personajes invisibles que interactúan con ella en su relato, y aporta variedad y sinceridad a la narración: el público quiere que Shirley triunfe (así lo demuestran cuando surge el aplauso espontáneo al comienzo de la segunda parte, cuando aparece en una playa griega) porque se ha implicado con ella, y Forqué tiene buena parte de la culpa. Grande, grande.

 Adecuada la escenografía de Andrea d’Odorico, variado el vestuario de Juan Ortega y entretenida la dirección escénica de Manuel Iborra, muy dinámica para contar con una sola actriz. Buen trabajo en la versión de Nacho Artime, que no renuncia a mantener (explicados) unos juegos de palabras que podrían perderse en la traducción al castellano desde el inglés original (en concreto con la palabra “dick” y el nombre propio Dick).

El resultado es un hermoso texto, bien servido, que consigue implicar al público, y que obliga a reconocer el trabajo de una grandísima actriz, llenando el escenario con su presencia durante más de dos horas. El teatro (repleto) ríe, aplaude, calla y termina recibiendo a la actriz en pie. Bonito espectáculo. Si pueden, vayan a verla.

Nota: 4.25/5

“Shirley Valentine”, de Willy Russell. Con: Verónica Forqué. Versión: Nacho Artime. Dirección: Manuel Iborra. CARLOS LORENZO PRODUCCIONES.

Teatro Colón CaixaGalicia, 22 de Octubre de 2011.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: