Skip to content

‘Nadie lo quiere creer (La Patria de los Espectros)’, o el absurdo llega a España 70 años tarde

abril 18, 2011

Entre 50 y 70 años hace del apogeo de ese género que causó cierta sensación en Europa, llamado teatro del absurdo. El teatro de Samuel Beckett o Eugene Ionesco, y un teatro del que en España (salvando alguna intentona de Miguel Mihura) no ha habido ningún caso claro…

Después de éxitos anteriores con la misma compañía y en la misma línea de esta obra, Eusebio Calonge ha escrito ahora este Nadie lo quiere creer. Una obra que, estrenada en 2010, reúne todos los elementos claros del teatro del absurdo: un teatro de actor, simbólico, paródico, donde la trama no es lo principal y que, a través de la comedia, no busca que el público entienda algo… Todo esto está en esta obra. ¿Demasiado tarde? Puede que sí. O no. El caso es que la compañía La Zaranda lleva años causando sensación mundial con este y otros espectáculos que beben indirectamente del esperpento y directamente del teatro del absurdo.

Una caserón en ruinas. Una vieja decrépita de supuesta alta alcurnia al borde de la muerte que convive con su criada y con un pariente lejano que se quieren quedar con su herencia. Para ello, fingen las visitas de otros parientes, o de su hijo muertto en guerra. Ese es el argumento de esta Patria de los espectros, que está contada en riguroso andaluz, desde el minimalismo, desde la mascarada, desde el humor absurdo y desde el poder de lo simbólico.  El argumento no importa, el texto en sí (más allá de algún golpe…) tampoco. Importa el absuurdo, los recursos actorales y el enfrentarse a ese minimalismo escénico (apenas sábanas, sillas, un maniquí y un ventilador…).

Más allá de que no comulgue especialmente con este género teatral, hay que reconocer un fortísimo trabajo actoral por parte de los tres actores (Gaspar Campuzano, Francisco Sánchez y Enrique Bustos), tanto en lo vocal como en lo gestual, y en esa capacidad de desdoblarse ante los ojos de los actores. Tambien se cumple el auténtico espíritu del absurdo, con muchas escenas que beben directamente del Beckett más puro. El espacio escénico, sencillísimo, está muy bien resuelto por Paco de La Zaranda, que se encarga además de dirigir con dinamismo a los tres actores. La iluminación, del propio autor Calonge, algo escasa. La caracterización de los actores (curiosamente no la firma nadie), muy buena.

Una hora y media para contar poco. Muy poco. Tal vez acortando la duración del espectáculo se podría redondear… El resultado, más allá de innegables logros, es un espectáculo de teatro del absurdo puro y duro que, pese a ser una novedad en España como género autóctono teatral, ya no impacta como lo hacía en su época, y ahora resulta confuso y lejano a la mayoría del público. Y, pese a algún chiste innegable (tampoco creo que hacer reir sea lo que se busca como primera opción), incluso a los que entendemos el género, nos cuesta entrar en la mecánica.

Para minorías, curiosos o snobs… Incluso puede que funcione mejor en el extranjero que en una España que es bastante ajena a este género, que, al menos tal y como se concibió, está al borde de pasar de moda…

Nota: 2.5/5

“Nadie lo quiere creer (La Patria de los Espectros)”, de Eusebio Calonge. Con: Gaspar Campuzano, Francisco Sánchez y Enrique Bustos. Dirección: Paco de La Zaranda. LA ZARANDA TEATRO.

Teatro Rosalía de Castro, 17 de Abril de 2011

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Ismeldo Eneldo permalink
    diciembre 10, 2011 04:18

    Evidentemente, no entendiste nada. Evidentemente, entiendes poco, muy poquito, de teatro, pero aquí estás en tu púlpito onlain para dar lecciones a quien lleva treinta años pateando escenarios de todo el mundo. Bravo.

  2. Gonzalo Rodríguez permalink
    abril 18, 2011 12:21

    OTRAS CRÍTICAS
    Un soberbio sainete espectral. Tan bueno como siempre. Una admiración enorme, la de
    siempre también, maestros, y un respeto imponente. Posiblemente sea el espectáculo
    más “clásico” de La Zaranda, y por clásico entiendo el más narrativo, con una trama
    que enlaza los ritmos concéntricos y las ceremonias secretas.
    Marcos Ordóñez. El País. Babelia. Madrid. 30/X/2010

    Con la palabra que Calonge pone en boca de Gaspar Campuzano, Francisco Sánchez y
    Enrique Bustos – tres formidables actores- la poética liquida la estética, funcionando con
    golpes certeros, contundentes, que a menudo suscitan incontenibles carcajadas.
    He aquí el estreno absoluto en el festival Temporada Alta de una tremenda disquisición
    agónica, con una larga vida por delante.
    Joan-Anton Benach. La Vanguardia. Barcelona. 19/X/2010

    El uso simbólico de los objetos y la composición del espacio es impecable, una de las
    fantásticas sensaciones del espectáculo.
    Y es que la Zaranda son muy buenos y se la juegan de verdad.
    Joaquim Armengol. Avui+El Punt. Barcelona. 18/X/2010

    Esto sí que es un lujo: La Zaranda trae a Murcia su último espectáculo recién salido del
    cielo. Un nuevo regalo de carne y alma hecho al público.
    Antonio Arco. La Verdad. Murcia. 23/X/2010

    Una interpretación soberbia y un texto escrito por Eusebio Calonge desbordante de
    genialidad. La Zaranda difícilmente nos puede defraudar.
    Eva Torres Martínez. Artez. 1 /XI/2010

    Su producción más lograda con un texto redondo y su personalísima poética más
    depurada y efectiva que nunca.
    Maite Guisado. Miradas 2. TVE. 22/X/2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: