Skip to content

‘A Nona’ o de por qué me desespero cuando algo (bueno) no sale (bien)

febrero 11, 2011

 

Espectáculo en lengua gallega.

Teatro do Morcego siempre hace cosas estimulantes. Celso Parada sabe dirigir de manera acertada. El elenco de la obra incluye algunos de los nombres más eficientes del panorama actoral gallego del momento, el texto está considerado una cumbre del teatro argentino… Nada hace presagiar que esta versión de A Nona, de Roberto Cossa, no vaya a ser un espectáculo ciertamente interesante. Pero, sin embargo, algo no encaja. No escondo mi frustración ante este tipo de casos: prefiero que una cosa sea muy mala, que no haya por dónde cogerla, antes que quedarme con la sensación de que les está faltando algo y no saber muy bien qué es…

Porque todo es muy bueno: la idea del texto, que nos presenta una familia argentina pudriéndose en la más absoluta miseria, mientras la centenaria abuela italiana con salud de hierro come y come sin parar… Como la familia no puede mantenerse, decide sacar a la abuela de la casa como sea… y, visto que echarla está difícil, deciden tomar una drástica decisión que acabará siendo más difícil de lo que parecía en esencia.

Una gran comedia para hablarnos de un gran drama, del drama de la desintegración progresiva de una familia, pero también del drama de las personas que viven un día tras otro sin motivo aparente, sin ilusiones, sin pasado ni presente ni futuro… El drama de los que no ven la luz al final del túnel porque ni siquiera ven el túnel. Me gustan este tipo de textos, aquellos en los que uno se ríe hasta que cae en la cuenta de lo tremendamente horrible que es eso de lo que se está riendo… y entonces deja de reírse y empieza a comprender la historia en toda su dimensión. Sí.

Pero a esta obra le falta ritmo y le sobran personajes. Así, solo los cuatro protagonistas (la abuela, su nieta y su marido y uno de los bisnietos) tienen una verdadera definición psicológica: los tres que nos quedan (la hija de la abuena centenaria, la bisnieta pequeña y el kioskero) pasan por el escenario como meras excusas, y, al final, uno se pregunta cuál fue su función real en toda aquella historia. Por otro lado, el ritmo narrativo es demasiado lento para una comedia (por mucho que sea una comedia dramática) sobre todo en la primera mitad, que es decididamente cómica en las intenciones, pero no termina, sin embargo, de ser todo lo desternillante que debería; solo cuando el drama se cierne sobre esa familia de forma inexorable (algo pasada la mitad de la obra) la cosa gana pulso y el público vuelve a conectar con la obra… Pero ya es tarde, y además queda algún fleco sin resolver en la traca final, que peca de precipitada (¿por qué y cómo ha pasado exactamente eso con bisnieta?–no doy más datos para evitar el spoiler).

El reparto, sin mácula, con creación absoluta de un Miguel Pernas al que no le conocía estas dotes cómicas, en el largo y complicado papel de la Abuela italoargentina en travesti, que no tiene mucho texto ni muy difícil, pero ha de contar con un actor de raza, capaz de hacer reír sin abrir la boca, evitando la lástima en cualquier momento. Aquí lo hay: por gesto, dicción y movimientos, Pernas está impecable, y alejado de los histrionismos gratuítos de algunas de sus intepretaciones dramáticas. Un descubrimiento.

César Goldi, Mundo Villalustre y Mónica Caamaño (respectivamente hijo, marido y mujer) aportan sus tablas y su savoir faire sobre el escenario en tres personajes que, al menos, tienen una historia que contar. Especialmente inspirado Villalustre en sus medidos arrebatos alcohólicos.

Miguel Varela está en su sitio como el kioskero que se ve implicado en la miseria de la familia sin comerlo ni beberlo; tiene momentos, pero es un papel muy episódico. A Elina Luaces han debido verle cara de beata en Teatro do Morcego (no paran de darle papeles de esta clase): esta vez no tiene mucho que decir, pero llena el escenario con su presencia y su dominio corporal en el papel de ancianita. Por último, tener a Iolanda Muíños (que brillaba con luz propia hace unos meses aún siendo secundaria en A Piragua de Cándido Pazó) en un papel mínimo y sin sustancia como el que aquí desempeña no deja de ser frustrante: terriblemente desaprovechada.

La escenografía de Carlos Alonso quiere ser sencilla y peca de pobre (o, al menos, luce pobre en un teatro de este tamaño), a pesar de estar muy bien iluminada por David Deive. A la hora de dirigir, Celso Parada, al que no le faltan ideas para dotar de dinamismo a la narración, tiene que luchar con la inmensidad de un escenario que se les queda grande: ante lo sencillo de la escenografía, todo el primer término del escenario nunca llega a utilizarse, con lo que se crea una cierta sensación de distanciamiento con el público. Posiblemente, el montaje gane visto en un escenario de dimensiones mucho más reducidas.

Pero, cuando uno lo piensa al salir, el mayor problema radica en un texto que, teniendo una historia que contar, no termina de saber cómo contarla. Lástima, y, por qué no decirlo, un poco de frustración: porque los ingredientes estaban ahí.

 

Ahora solo queda esperar que Teatro do Morcego nos presente su versión de Os Vellos non deben de Namorarse (que están girando este mismo año) para poder hablar de la compañía en los términos elogiosos a los que nos tienen acostumbrados….

Nota: 2.75 / 5

“A Nona (La Nona)”, de Roberto Cossa. Con: Miguel Pernas, César Goldi, Mundo Villalustre, Mónica Caamaño, Miguel Varela, Elina Luaces y Iolanda Muíños. Traducción y dirección escénica: Celso Parada. TEATRO DO MORCEGO.

Teatro Colón NovaCaixaGalicia, 10 de Febrero de 2011.

Anuncios
One Comment leave one →

Trackbacks

  1. A Nona | blog enimaxes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: