Skip to content

‘Los 80 son nuestros’, o qué hace un chico como yo en un bodrio como este

noviembre 28, 2010

Podría no escribir nada sobre este espectáculo, pero me siento en la obligación de hacerlo, porque hay ciertas cosas que se deben saber… Veréis, yo no iba a ir a ver esta obra, pero, por cosas que pasan, me pusieron una entrada en la mano a última hora y allá que me fui. Jovencitos (bueno, algunos ya no lo son tanto) en un texto que Ana Diosdado escribió en 1985 y que estrenó en 1988 un reparto de jovencitos que entonces se llamaban: Amparo Larrañaga, Iñaki Miramón, Luís Merlo, Lydia Bosch o Toni Cantó. ¿Les suenan? 🙂

Pues esta vez, ocho caras conocidas del mundo de la televisión llenaron el teatro de adolescentes pijos y divinos de la muerte, que probablemente nunca habían pisado un teatro en su vida, y a los que les importaba era ver a esos chicos y esas chicas que aparecen en los forrados de sus carpetas del cole, a saber, Natalia Sánchez (Los Serrano, Acusados), Gonzalo Ramos y Álex Barahona (Física o Química), Claudia Molina (Ana y los 7), Blanca Jara (casualmente la hija del dire…), Borja Voces (ex-triunfito que no recuerda nadie y que presenta(ba) uno de esos instructivos concursos de Llama y Gana en Antena3…), Juan Luís Peinado (ni idea…) y… Antonio Hortelano (Quimi, el de Compañeros, que sigue siendo adolescente casi 15 años después…). Menuda pandilla.

Pero bueno, asumido esto y que la entrada era gratis, quedaba la autora, Ana Diosdado, una mujer de teatro, seria, que al menos podía garantizar un texto mínimamente potable. Hasta el momento le había visto otras tres obras (Decíamos Ayer…, La Última AventuraOlvida los Tambores) que, al menos, se dejaban ver. Pues esta ni eso… La obra junta a un grupo de adolescentes de clases y procedencias diversas, en diferentes circunstancias de sus vidas, para pasar la noche de fin de año de 1986. A saber: la enana huerfanita que en el fondo es muy madura, pero va por ahí mendigando su primer polvo; la pija progre socialista violada; el gay que no puede salir del armario aunque todos lo saben; el malote que no tiene ni media hostia; el conciliador pacifista; la imbécil vacía de coco de turno… y para rematarlo todo: Quimi, 15 años después, como el super malote con chupa de cuero y sorpresa, como los huevos Kinder. Cuánto topicazo ¿verdad?. Pues espérense a oírlos hablar: porque Ana Diosdado parece haber querido dejar claro con esta obra que ella es super socialista, con lo cual, juzga a sus personajes, para poder condenar a unos (los más pijos, los más de derechas y los menos atrevidos o comprometidos con la causa…) y ensalzar a otros (los que son socialistas, como ella). Pensarán ustedes que una pareja de adolescentes borrachos a las cinco de la mañana en fin de año jamás se pondría a hablar de la situación política del país y de cómo cambiarla… Pues aquí sí lo hacen… Fíjense qué progres y qué modernos…

Luego está la estructura narrativa, que quiere usar flashbacks y flashforwards para contar la historia de una noche ‘fatídica’ (que luego resulta que tampoco lo es tanto…), y acaba yéndosele de las manos a la autora: hay un par de escenas que vemos, y que no fueron presenciadas por los personajes que narran la historia desde su punto de vista personal y a base de sus recuerdos… así que, si no estaban presentes, no sé cómo es posible que podamos verlas (sin ir más lejos, toda la larga escena inicial); luego hay demasiadas escenas que son puro relleno, y sin embargo hay cuestiones sobre las que se pasa de refilón: al final, uno tiene la sensación de no saber cosas que le gustaría saber de las vidas de unos personajes que se han pasado la mitad de la obra dando lecciones de política socialista barata. Todo esto en una obra larguísima: dos horas y diez con la pausa, en la que por cierto me hubiera ido con gusto, de no ser por la que estaba cayendo fuera… Hubo quien sí se fue… Son los riesgos de hacer pausas en obras en las que no se nos está contando nada de interés. Lástima.

Hablemos rápidamente del reparto. No sé qué pasa en España, que siempre que hay que sacar adolescentes menores de edad, los actores son entre cinco y diez años mayores que sus personajes. Ocurría en las series de televisión y, desde ahora, también ocurre en el teatro.  Este fue un reparto conflictivo del que se cayeron además bastantes nombres antes del estreno, por causas que desconozco y no vienen al caso. Basta comparar el cartel oficial de arriba con el promocional de hace unos meses.

La mejor de todas, la más actriz, es Natalia Sánchez, que mira bien y dice bien el texto; claro que nos la ponen de quinceañera antierótica y virginal que va por la vida mendigando un polvo (¡hasta tres de los cinco tíos le dicen que no!) y no nos la creemos. A ella misma le debe de estar dando la risa, pero hace bien lo que le piden. Es indudable que hay una actriz que sabe trabajar si la dirigen bien y le dan un papel con sustancia. Desafortunadamente, este no es el caso… Pero, pobrecita mía, tampoco es su culpa. Mal Blanca Jara (que enseña sus largas piernas mientras cruza al principio el patio de butacas, subiendo al escenario como si fuera a recoger el Goya, pero luego ni vocaliza ni tiene matices…) y Gonzalo Ramos (que grita el 80% de las frases…). A Borja Voces es que no hay quien se lo crea como adolescente… y Álex Barahona, bien, gracias, pasaba por allí. Claudia Molina y Juan Luís Peinado ni a eso llegan: hablan cuando les dejan, que es más bien poco; sus personajes son meras caricaturas, perfectamente prescindibles, que ni se entiende muy bien qué pintan allí. En este caso, culpa de la autora. Y nos queda Antonio Hortelano, que, a sus 35 años, sigue haciendo papeles de adolescente quinqui y malote, marginado por la sociedad pero con buen fondo. Hace quince años se llamaba Qumi, ahora se llama Miguel… Pero el papel es el mismo. Se nota que hay experiencia, y buenas maneras pero ya va siendo hora de darle un giro a su carrera…

La dirección de Antonio del Real funciona cuando tiene a pocos personajes en escena, pero cuando están presentes los ocho, focaliza la dirección en los que mantienen viva la acción, pero no sabe qué hacer con el resto. Ah, personalmente, me molesta tener actores entre el público sin que venga a cuento; me desconcentra… Bonita la escenografía de Luís Vallés, bien iluminada por José Manuel Guerra.

Premiados con la Antena de Oro

El resultado es un espectáculo bastante inútil, tanto por la mayoría de los actores como por el texto en sí, de esos que llevan adolescentes al teatro… adolescentes que probablemente no vuelvan hasta que se produzca un espectáculo de características similares a este, porque es imposible que se enganchen al medio con esto. Un último ruego: denle un papel bien escrito a Natalia Sánchez sobre las tablas… Solo para ver sí es capaz de hacer lo que aquí se intuye que es capaz de hacer: desligarse de su imagen de adolescente y empezar a labrarse una carrera de actriz seria. Los demás, casi que mejor en la tele… ¿No?

Nota: 1.75 / 5

“Los ochenta son nuestros”, de Ana Diosdado. Con: Natalia Sánchez, Gonzalo Ramos, Blanca Jara, Borja Voces, Claudia Molina, Álex Barahona, Juan Luís Peinado y Antonio Hortelano. Dirección: Antonio del Real. PENTACIÓN ESPECTÁCULOS.

Teatro Colón CaixaGalicia, 27 de Noviembre de 2010.

Anuncios
16 comentarios leave one →
  1. Elia permalink
    noviembre 11, 2011 21:03

    Aver, yo he visto el teatro y me ha encantado, a demás estuvimos hablando con algunos actores y sobre todo muy simpáticos y educados.
    Y una obra que el director es primo de mi abuelo NO SE LE INSULTAA!!!

    • noviembre 11, 2011 21:39

      Me gustaría puntualizar que en BUTACA EN ANFITEATRO JAMÁS insultamos a nadie. Una cosa es expresar que no nos ha gustado un trabajo, y otra, bien distinta, es llegar al insulto. De hecho, en esta crítica no hay ningún insulto, como tampoco lo hay en ninguna otra de las aquí publicadas.
      Afectuosamente,
      El dueño de la Butaca 🙂

  2. Pedro Martín permalink
    diciembre 20, 2010 20:59

    Vamos a ver, no sé de teatro, sólo sé lo que gusta o no me gusta. Es la 1 vez en mi vida que entro en algún foro para hablar de algo. Antesdeayer asistí (sufrí) esta obra. En mi vida he tenido mayor sensación de “tomadura de pelo” que este pasado Sábado. La palabra bodrio se queda corta. Repito, no tengo ni idea de teatro, pero he visto muchísimo y, sin duda, es la peor ¿obra? que he visto en mi vida.

  3. UnHorror permalink
    diciembre 19, 2010 19:30

    Las dos horas mas interminables de mi vida.
    Mi impresión fue la misma que la tuya,aunque tengo que decir q hay una cosa en la que discrepo contigo… NO SE SALVA NI UNO!!
    Haces cierta excepción con Natalia Sánchez, pues bien, a mi me parecio exactamente igual de soporífera que sus compañeros.
    En definitiva, UN HORROR, le pese a quien le pese.

  4. Santyago Dubert permalink
    diciembre 16, 2010 23:01

    SOPORIFERO FOLLETIN TEATRAL

    Obra confusa y simplista donde la autora se explaya en sus simpatías ideológicas. Los 80 tal vez fueron de estos chicos. El futuro, como dicen al final, debería darles verguenza a estos personajes sobre los cuales planea el socialismo diosdadesco. El futuro ha sido Zapatero, con el descrédito de su partida y la ruina irreparable de un país.

    Los jóvenes actores, por contra, excelentes. Simplemente necesitan una obra mejor, más interesante y más real. Aplaudo nuevamente a este grupo de actores. Ellos son lo único que merece ser salvado en este soporífero folletín teatral.

  5. GUILLERMO permalink
    diciembre 16, 2010 16:25

    Raulito, en el teatro,todo son criticas, buenas o malas, asi que pueden gustarte o no.
    A mi el texto soporifero de esta obra no me gusto nada pero si que me gustaron los actores que consiguieron que me quedase despues del entreacto. En especial las dos chicas y Borja Voces que no se que pasa que aqui quien sale de operacion triunfo parece ser un coco y le dan bastante cera.
    Saludos

  6. diciembre 9, 2010 13:49

    Absolutamente de acuerdo… qué pena… Un buen texto en unas manos nefastas…

  7. Elena permalink
    diciembre 9, 2010 10:34

    Fui a ver la obra el día 6 de diciembre, y me costó mantenerme despierta. Lenta y aburrida…malísima. Y, desde mi humilde punto de vista, los actores dejaban mucho que desear, en especial Blanca Jara. Lo único que me gustó fue el vestuario, muy ochentero.

  8. Ramón permalink
    diciembre 9, 2010 08:56

    Había pensado como definir la obra, y creo que has dado en el clavo… es un bodrio. Me gustaría saber como fue la versión original del 88 (tengo años pero no fui a verla). No se si por los actores, muy flojos, o por la direccion, no conseguí entrar en el guión. Esperaba más de Ana Disosdado, muchas ideas mal desarrolladas. La obra es muy plana y en el descanso todavia estas esperando que te enganche.
    Discrepo contigo sobre la escenografía.¿es un interior? ¿Es un exterior? Ni siquiera es indefinido o polivalente, ¿Es un garaje o una estación de tren?

    Simplemente es una opinón, pero no la recomiendo

    • diciembre 9, 2010 13:41

      Para mí la escenografía tiene dos planos bien diferenciados:
      1. El interior del garaje y 2. La parte anterior a la entrada de ese garaje (inicio del segundo acto). Fue lo único que no me disgustó. Gracias por tu comentario.

  9. Ricardo permalink
    diciembre 3, 2010 10:20

    El texto está bien. Las actrices son lo mejor de la obra, destacando a Natalia Sánchez y Blanca Jara. Pero los actores masculinos, a cada cual peor, destacando el pésimo trabajo del ex-triunfito Borja Voces y Alex Barahona, donde la sobreactuación y caricatura ( más el ex-triunfito que el ex-serrano, ya que aparenta estar presentando un teletienda con voz de doblaje durante toda la obra) de los personajes llega a desentonar de tal modo, que son los únicos actores que te hacen salir de la historia cada vez que salen a escena, a parte de la falta de voz del ex-personaje de Los Serrano. Por el resto es un texto que puede resultar interesante, pero cuyo montaje cojea gravemente por la diferencia rádical de los actores ( solo se salvan las chicas), habiendo destacables interpretaciones con actores que literalmente “dan pena”.

  10. Manuel Gomez permalink
    diciembre 3, 2010 09:17

    Ayer fui a ver la obra en Madrid y me tuve que salir en en el descanso, soporifera, inaguantable, me pase la primera hora hablando con mi compañera de butaca sobre como estaba mejor Argiñano, si en A3 o en T5, con eso te dogo todo el interes que suscitaba la obra. Solo se salva Natalia Sanchez y por los pelos, sobreactuan tanto todos que resulta un bodrio.

  11. Raulito permalink
    diciembre 2, 2010 13:23

    Creo que te has pasado (y mucho) con esta obra… ¿Eres de la competencia o algo? jaja Ayer estuve en el estreno de Madrid y PARA NADA ES COMO CRITICAS.

    ¿Ibas con espectativas de qué era un musical o qué? No sé como fue en Coruña, pero ayer estuvieron muy bien todos los actores, nada sobreactuados, una obra redonda y un texto muy bueno. Lo peor de todo es que hay gente como tú que se creen “críticos profesionales” por tener un blog en internet y se nota que no tienes ni idea. ¿A qué eres actor? Jaja ¿No te cogieron ni para el casting de la obra y ahora cargas contra ella?

    • diciembre 2, 2010 16:06

      Ni sé que tendrán que ver los musicales (por cierto, se escribe eXpectativas, con X) ni me creo crítico profesional de teatro, ni pretendo que sea un blog de crítica, sino simplemente de opinión. Ah, y no, no soy actor. Y tampoco soy de la competencia. Supongo que es para gustos, como todo. Me alegra que a tí te gustase la función y hayas podido ver a tus ídolos de la tele de cerca…

      • Raulito permalink
        diciembre 2, 2010 16:32

        Jajaja! No voy a entrar al trapo. Tengo 40 años y soy más fan de Ana Diosdado que de los actores televisivos que han entrado en el proyecto. Y si, efectivamente es una crítica, no una opinión, porque has ido a hacer daño. Y si para tí esa es una opinión es que estás podrido por dentro, porque madre mía…

Trackbacks

  1. Los números de 2010 « BUTACA EN ANFITEATRO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: